Decorar estudio

Estudio polivalente y vitalista

Estudio polivalente y vitalista

Autor:

Cada vez son más los hogares que destinan alguna estancia para crear un área de trabajo o de estudio. Por eso, en esta ocasión y desde Decogarden, vamos a lograr decorar un estudio polivalente y vitalista.

Si queremos un espacio de trabajo deberemos tener en cuenta que con una buena distribución de los elementos y aprovechando al máximo los metros disponibles, obtendremos una estética agradable y un espacio polivalente.

En Decogarden, vamos a transformar una habitación convertida en un improvisado trastero en un práctico y confortable estudio. Para ello, pintaremos de un atrevido color naranja una de las paredes y revestiremos la pared enfrentada con un original papel. Además, potenciaremos la luz instalando una lámpara de techo.

El color blanco del mobiliario aportará ligereza visual mientras que el sofá-cama habilitará esta estancia como cuarto de invitados.

  • Herramientas
  • Brocha
  • Rodillo
  • Mango telescópico
  • Nivel láser
  • Cepillo
  • Metro
  • Lápiz
  • Cuchilla eléctrica
  • Rodillo para juntas
  • Escalera
  • Trapo
  • Materiales
  • Cinta de carrocero con estraza
  • Pintura
  • Papel de empapelar
  • Engrudo
  • Esmalte
  • Sofá-cama
  • Escritorio
  • Cajoneras
  • Silla giratoria
  • Estore
  • Alfombra
  • Estantería
  • Lámpara de pie
  • Flexo
  • Cuadro
Paso a paso para decorar un estudio polivalente y vitalista

Paso 1
Transformaremos una habitación utilizada como trastero en un práctico y funcional estudio. Para ello, empapelaremos una pared, pintaremos la opuesta y distribuiremos de forma práctica y ordenada la zona de estudio y la de relax. Además, aumentaremos los puntos de luz instalando y ubicando lámparas de techo, de pie y mesa.

Paso 2
Daremos el primer paso vaciando la estancia y protegiendo con cinta de carrocero los marcos, zócalos y ángulos contiguos a la pared que vamos a pintar. Dispuesta la habitación, recortaremos con una brocha las esquinas y recovecos y cubriremos de pintura el resto de la superficie empleando un rodillo. Un mango telescópico nos facilitará la tarea.

Paso 3
El siguiente paso será empapelar la pared contrapuesta. Tomaremos la medida de la primera tira de papel colocándola sobre la pared y dejando un poco de sobrante en los extremos superior e inferior.

Paso 4
Una vez obtenida la medida, cortaremos el papel con una cuchilla. Realizaremos el mismo proceso con el resto de las bandas de papel.

Paso 5
Es el momento de aplicar el engrudo o cola de empapelar. Presentaremos la tira sobre la mesa de trabajo e iremos extendiendo el engrudo con un cepillo específico para ello. Impregnaremos toda la superficie extendiendo la cola desde el interior hacia el exterior del papel.

Paso 6
Una vez aplicado el engrudo, dispondremos la tira de papel sobre la pared. Para conseguir la vertical perfecta emplearemos un nivel láser. Por último, pasaremos un cepillo sobre el papel para sacar las posibles burbujas de aire. Seguiremos el mismo proceso con el resto de las tiras de papel.

Paso 7
Finalizaremos esta tarea casando las juntas de papel. Para ello, pasaremos un pequeño rodillo presionando sobre las juntas.

Paso 8
El siguiente paso será iluminar el estudio instalando una lámpara de techo. Para fijar la base de la lámpara al techo, necesitaremos atornillar la pletina de sujeción. Con este fin, agujerearemos el techo empleando una taladradora, introduciremos unos tacos, y por último, fijaremos la pletina con unos tirafondos.

Paso 9
Para disponer el cableado en la regleta cortaremos la corriente, y una vez insertados los cables, emplazaremos la base de la lámpara en la pletina y apretaremos los tornillos de fijación.

Paso 10
Una distribución práctica del mobiliario diferenciará la zona de estudio de la de relax, y las cajoneras y archivadores mantendrán este espacio organizado y en orden. El práctico sofá-cama hará de este luminoso estudio un espacio polivalente y acogedor. Unos consejos sencillos con los que hemos logrado decorar un estudio polivalente y vitalista.