Decorar exterior

Jardín: Paraíso personal

Jardín: Paraíso personal

Autor:

En esta tarea de Decogarden, Yolanda Alzola nos mostrará cómo transformar un jardín abandonado en un paraíso.

A la hora de decorar un jardín, es importante crear un conjunto armónico y colorido, pero también ha de tenerse en cuenta su mantenimiento. Dado que el cuidado de una zona ajardinada requiere de un tiempo del que a veces no disponemos, es necesario buscar soluciones para que su esplendor no decaiga con el paso del tiempo.

Por eso hoy, en Decogarden, vamos a transformar un abandonado jardín en un paraíso personal de fácil conservación. Una tela de acolchamiento sobre el suelo evitará el crecimiento de las malas hierbas, y la piedra volcánica repartida por toda la superficie, además de decorar, evitará el continuo mantenimiento del terreno.

Además, crearemos un colorido banco para sentarnos al abrigo de la yuca en la intimidad que nos aportará el cercado de mimbre natural.

  • Herramientas
  • Cuchilla eléctrica
  • Mazo
  • Atornilladora
  • Cortadora eléctrica
  • Sierra de calar
  • Rodillo
  • Lijadora
  • Cubeta
  • Lápiz
  • Materiales
  • Tela de acolchamiento
  • Alambres
  • Estacas
  • Producto tejido en mimbre sin pelar
  • Arandelas
  • Tirafondos
  • Guantes
  • Tablero de pino alistonado
  • 3 traviesas
  • Cuerda
  • Chincheta
  • Esmalte
  • Adhesivo de montaje
  • Árido, piedra de decoración y drenaje
Paso a paso para decorar un jardín y convertirlo en un paraíso personal

Jardín: Paraíso personalPaso 1
Transformaremos un espacio exterior abandonado y gris en un acogedor e íntimo lugar. Para ello, colocaremos una tela de acolchamiento sobre el suelo y cubriremos la malla con una decorativa piedra volcánica. Delimitaremos el espacio con un cerramiento de mimbre natural y crearemos un original banco para sentarnos bajo la yuca.

Jardín: Paraíso personalPaso 2
Comenzaremos extendiendo la tela sobre el terreno. Con la colocación de esta malla evitaremos el crecimiento de las malas hierbas. Para adecuar la tela sobre el terreno, iremos cortando varias piezas con la ayuda de una cuchilla eléctrica.

Jardín: Paraíso personalPaso 3
Una vez dispuestas las piezas, las uniremos utilizando unos trozos de alambre en forma de U. Insertaremos los extremos de los alambres abarcando las dos piezas a fijar. Si fuese necesario, utilizaremos un martillo para su total fijación.

Jardín: Paraíso personalPaso 4
Es el momento de delimitar y dotar de intimidad este espacio. Para ello, instalaremos un cerramiento de mimbre natural. Comenzaremos emplazando varias estacas a lo largo de todo el contorno y terminaremos sujetando el mimbre a las estacas colocando unos tirafondos.

Jardín: Paraíso personalPaso 5
El siguiente paso será crear un asiento con forma de media luna. Sobre un tablero de pino alistonado dibujaremos media circunferencia. Para ello, nos crearemos un compás con una cuerda, una chincheta y un lapicero. Una vez realizado el dibujo, cortaremos la pieza con la sierra de calar, y finalmente, puliremos la pieza con la ayuda de una lijadora.

Jardín: Paraíso personalPaso 6
Es el momento de ponerle patas al asiento. Una pieza de imitación a traviesa cortada en tres partes nos hará esa función. Pegaremos las tres patas a la base del tablero con un adhesivo de montaje rápido. Para fijarlas, colocaremos pequeñas cantidades de adhesivo sobre el asiento y presentaremos las patas moviéndolas un poco para asentarlas sobre el adhesivo.

Jardín: Paraíso personalPaso 7
En la parte delantera del banco colocaremos un listón para dar sensación de mayor solidez. Para pegarlo a la base, seguiremos el mismo proceso realizado con las patas utilizando adhesivo de montaje.

Jardín: Paraíso personalPaso 8
Sólo nos falta dar un toque de color a este original asiento. Elegiremos un tono alegre y vivo, y cubriremos toda la superficie con la ayuda de un pequeño rodillo.

Jardín: Paraíso personalPaso 9
Los colores brillantes de las surfinias en las jardineras verde lima aportarán un toque exótico a este entrañable lugar. Grandes hojas decorativas sobre la enorme yuca demostrarán que lo natural puede convivir con lo artificial. Farolillos y velas crearán un clima relajado y espiritual dando un toque fantástico a este idílico rincón.

Tags relacionados jardín decorar jardín