Decorar exterior

Terraza veraniega, divertida y confortable

Terraza veraniega, divertida y confortable

Autor:

Durante la época estival, la terraza se convierte en un espacio protagonista donde disfrutar de la calma, el relax y las interminables tertulias. Por ello os vamos a mostrar cómo decorar una terraza veraniega, divertida y confortable.

Acondicionar una terraza creando una estancia alternativa para que las veladas al aire libre sean más placenteras, no ha de ser una tarea difícil. Por eso hoy, en Decogarden, vamos a transformar una espaciosa terraza en un rincón íntimo y acogedor que invite al disfrute. Para ello, crearemos un frontis que, además de ser un espacio de juego para los más pequeños, vestirá la pared aportando elegancia.

Además, pintaremos las enmohecidas jardineras de piedra, y sustituiremos el desgastado mobiliario de plástico por uno más práctico y duradero. Y para finalizar, una acertada combinación de flores y variedades de arce aportaran color e intimidad a esta renovada y veraniega terraza.

  • Herramientas
  • Rodillo pequeño
  • Taladro-atornillador
  • Martillo
  • Pistola de pintura
  • Materiales
  • Tablero de contrachapado hidrófugo
  • Pintura de pizarra
  • Pintura jardineras
  • Adhesivo de montaje
  • Pieza de contrachapado de ocume
  • Tirafondos
  • Tacos
  • Chapa metálica
  • Mesa
  • Sillas
  • Vajilla
  • Caminos de mesa
  • Cojines
Paso a paso para decorar una terraza veraniega, divertida y confortable

Paso 1
Transformaremos una amplia y vacía terraza en una estancia con vida propia. Para ello, crearemos un funcional y divertido frontis, pintaremos las viejas jardineras de piedra y sustituiremos el ajado mobiliario de plástico por uno de madera de eucalipto. Terminaremos delimitando este espacio y aportando color con una alegre combinación de árboles y plantas.

Paso 2
El primer paso será crear el frontón a partir de dos tableros de contrachapado hidrófugo. Pintaremos las piezas con pintura de pizarra, lo que permitirá dibujar con tiza a los más pequeños de la casa. Para una correcta fijación de la pintura aplicaremos una capa en sentido horizontal y otra en sentido vertical. Utilizaremos para esta tarea un pequeño rodillo

Paso 3
Una vez seca la pintura, uniremos las dos piezas del frontón con un tablero de contrachapado de ocume. Para ello, aplicaremos adhesivo de montaje en el tablón de ocume y lo fijaremos a los tableros del frontis por su parte posterior. Para reforzar la unión, introduciremos varios tirafondos con la ayuda de una atornilladora.

Paso 4
Para asegurar el tablero a la pared, realizaremos, en primer lugar, unos agujeros con avellanado. De esta manera, la cabeza de los tirafondos quedará al ras del tablero. Utilizaremos estos agujeros de guía, para taladrar la pared, e introduciremos tacos de plástico. Finalmente, cambiaremos la broca del taladro por una punta atornilladora para insertar los tirafondos.

Paso 5
El siguiente paso será pintar las jardineras. Para evitar que la pintura salpique las plantas, dispondremos sobre estas cartón plisado. Nos protegeremos con una mascarilla y pintaremos de color gris empleando una pistola de pulverización fina.

Paso 6
Delimitada la zona de comedor con una alfombra de bambú, colocaremos un conjunto de mesa y sillas abatibles de madera de eucalipto, que soportará la humedad y los cambios meteorológicos.

Paso 7
Es el momento de dar color a la terraza combinando árboles y plantas. Emplearemos un sustrato de calidad para plantar cuatro arces en grandes jardineras y decoraremos su base con petunias y verbenas en distintos tonos y variedades.

Paso 8
Caminos de mesa con motivos florales, vajilla clásica actualizada en tonos atrevidos, mullidos cojines... Un espacio íntimo y acogedor dispuesto para disfrutar de largas y apacibles veladas al aire libre. Una manera sencilla de decorar una terraza veraniega, divertida y confortable.