Decorar recibidor

Hall de estilo surfero

Hall de estilo surfero

Autor:

En Decogarden vamos a decorar un recibidor con un marco estilo surfero. Una decoración perfecta para el hall de un chico chica joven aficionado al surf.

En esta ocasión, en Decogarden, cambiaremos completamente el aspecto de un hall, aportando un extra de luminosidad por medio de la pintura y decoraremos la estancia dándole un estilo surfero.

En los hogares es importante rodearse de una decoración personal acorde con el estilo de vida propio. De esta manera, conseguimos espacios únicos que definen nuestra forma de vida.

Con una dosis de imaginación, os mostraremos cómo reciclar una tabla de surf a modo de baldas voladas consiguiendo un espacio totalmente personalizado. El contraste de colores, un papel atrevido, un hermoso espejo y elementos decorativos originales convertirán esta entrada al hogar en un espacio singular, siendo un hall de estilo surfero.

  • Herramientas
  • Lijadora
  • Rodillos
  • Brochas
  • Mangos telescópicos
  • Brocha para empapelar
  • Cortadora a batería
  • Nivel láser
  • 1 cepillo
  • Rodillo para juntas
  • 1 cuchilla
  • Espátula para cortar sobrante de papel
  • Sierra de calar
  • Rodillos de espuma
  • Escuadras
  • Taladro de percusión
  • Martillo de nailon
  • Espátulas
  • 1 cubo
  • 1 lápiz
  • Materiales
  • Papel de estraza para cubrir
  • Pintura plástica
  • Papel pintado
  • Cola para empapelar
  • Masilla de carrocero
  • Esmalte acrílico
  • Tirafondos
  • Tacos
  • Papel pintado
  • Espejo
  • Pinturas y esmaltes
  • Alfombra
Paso a paso para decorar un hall de estilo surfero

Paso 1
Transformaremos el aspecto de un hall en un espacio con mayor luminosidad dando un contraste de color a puertas, zócalos y paredes. Empapelaremos una pared para darle un toque atrevido y reciclaremos una tabla de surf para convertirla en unas improvisadas baldas.

Paso 2
Tras vaciar la estancia, lijaremos las puertas para que la pintura se fije correctamente. Protegeremos con cinta de carrocero aquellas zonas que no vayamos a pintar. Para dar color a las paredes, recortaremos, en primer lugar, con una brocha las esquinas y las zonas de difícil acceso y, finalmente, cubriremos con un rodillo el trozo de pared restante.

Paso 3
El siguiente paso será empapelar una de las paredes. Para ello, cortaremos el papel en tiras verticales y aplicaremos cola para empapelar en toda la superficie. Con la ayuda de un nivel láser conseguiremos la verticalidad perfecta en la colocación de las tiras de papel.

Paso 4
A medida que vayamos colocando las tiras de papel, pasaremos un cepillo para extraer las burbujas y un rodillo por las juntas. Finalmente, cortaremos el papel sobrante con la ayuda de una cuchilla y una espátula apropiada para ello.

Paso 5
Es el momento de reciclar la tabla de surf. Colocaremos una cinta a lo largo de la tabla que nos sirva de guía y utilizaremos una sierra de calar para cortarla. Repararemos con masilla de carrocero los desperfectos. Una vez seca la masilla, lijaremos la tabla, y finalizaremos el reciclaje de este elemento decorándolo con pintura con la ayuda de un pequeño rodillo.

Paso 6
El siguiente paso será colocar el espejo. Para su sujeción, colocaremos provisionalmente una portería de listones de madera. Aplicaremos una silicona específica para espejos en su parte posterior y lo fijaremos a la pared apoyado en los listones.

Paso 7
A continuación, colocaremos los fragmentos de la tabla de surf a modo de baldas. Agujerearemos con un taladro la pared, introduciremos los tacos de plástico, colocaremos las regletas y los tirafondos. Presentaremos la tabla y la fijaremos a las regletas.

Paso 8
Unas cañas de bambú pintadas, un cuadro y elementos decorativos en las estanterías dan el toque final a este recibidor con estilo propio, en concreto hemos conseguido un hall de estilo surfero.