Decorar recibidor

Recibidor luminoso en blanco y verde

Recibidor luminoso en blanco y verde

Autor:

Combinando el color verde y el blanco, vamos a decorar la entrada de la casa. No os perdáis este trabajo sobre cómo decorar un recibidor luminoso en blanco y verde.

Desde Decogarden os proponemos unas ideas sencillas para darle un nuevo aire al recibidor. Se trata de pintar las paredes de verde y las puertas de blanco para así lograr que el espacio sea más luminoso. Además, también vamos a colocar unas cajas de madera en la pared para darle un toque personal y original. De esta manera lograremos un recibidor luminoso en blanco y verde. A continuación os mostramos el paso a paso.

  • Herramientas
  • Lija
  • Cubeta
  • Rodillo
  • Brocha
  • Mango telescópico
  • Cubeta con rejilla
  • Trapo
  • Lápiz
  • Aguarrás
  • Bol
  • Taladro
  • Materiales
  • Imprimación
  • Esmalte sintético
  • Papel protector
  • Cinta de carrocero
  • Pintura plástica
  • Cajas de contrachapado de okume
  • Disolvente
  • Betún de Judea
  • Papel impreso
  • Tirafondos
Paso a paso para decorar un recibidor

Recibidor luminoso en blanco y verdePaso 1
Nos encontramos con un recibidor que se caracteriza por la cantidad de puertas que tiene y por la poca luz. Para comenzar a cambiar esta decoración, lo primero será vaciar todo el hall.

Recibidor luminoso en blanco y verdePaso 2
Para darle más luminosidad a la estancia, comenzaremos con las puertas del recibidor. Las vamos a pintar con un esmalte de color blanco. Pero antes de pintarlas, lijaremos, aplicaremos una capa de imprimación o selladora, lijaremos suavemente y por último el esmalte.

Recibidor luminoso en blanco y verdePaso 3
En el caso de la pared, vamos a pintarla en un color verde grisáceo. Como la pared tiene gotelé, habrá que presionar un poco más de lo normal el rodillo para que la pintura penetre bien.

Recibidor luminoso en blanco y verdePaso 4
El siguiente paso será decorar piezas que le den un poco de volumen y personalidad a la entrada de la casa. En nuestro caso vamos a utilizar unas cajas de contrachapado de okume y comenzaremos pintándolas.

Recibidor luminoso en blanco y verdePaso 5
Una vez tengamos las cajas secas, vamos a transferir diferentes letras y dibujos en la superficie de estas. Para ello, vamos a darle la vuelta a la fotocopia, empapamos un trapo con disolvente y presionamos sobre la hoja. De esta manera, ese dibujo se pasará a la superficie.

Recibidor luminoso en blanco y verdePaso 6
Para darle un acabado más original y un aspecto más envejecido, vamos a utilizar un poco de betún de Judea mezclado con disolvente. Lo aplicaremos poco a poco con un trapo y así la decoración de las cajas quedará mucho más natural.

Recibidor luminoso en blanco y verdePaso 7
Por último, para fijar las cajas a la pared vamos a utilizar unos sencillos tirafondos. También vamos a colocar otros elementos de decoración como unos cuadros y un espejo.

Recibidor luminoso en blanco y verdePaso 8
De esta manera tan sencilla le hemos dado un cambio radical al recibidor del hogar. Unas ideas sencillas para lograr un aspecto más luminoso y fresco.