Decorar salón-comedor

Sala modular

Sala modular

Autor:

Decorar sala modular. En decogarden os enseñamos a decorar una sala modular con los consejos de Yolanda Alzola.

¿Por qué conformarnos con una sola decoración para nuestra sala cuando podemos tener varias? El secreto está en utilizar módulos que se puedan mover creando diferentes diseños. Desde la alfombra hasta un pequeño comedor con mesa y asientos móviles. Además, según cómo situemos los módulos podremos darles diferentes usos. La alfombra, por ejemplo, se puede convertir en una original tira para el pasillo simplemente abriendo y cerrando cremalleras.

  • Herramientas
  • Atornillador
  • Lijadora
  • Plancha
  • Grapadora
  • Cortante
  • Tijera
  • Paletina
  • Rodillo
  • Materiales
  • Retales de moquetas de diferentes colores
  • Cinta de papel encolada
  • 8 Cremalleras
  • 4 Cajas de madera con tapa
  • Papel de estraza
  • Acetona
  • Fotocopias de letras
  • Barniz
  • Tablero de DM
  • Gomaespuma
  • Tela
  • Revestimiento de PVC
  • 2 Tiradores
  • 16 ruedas
  • Esmalte satinado gris oscuro y claro
  • Imprimación
  • Cinta de carrocero
  • Adhesivo de contacto
  • Cola blanca
Paso a paso para decorar una sala modular

Paso 1
Con un cortante muy afilado cortamos cuatro cuadrados de moqueta de color gris claro y otros cuatro más pequeños de color gris oscuro. Colocamos éstos más oscuros sobre los claros y recortamos de manera que obtendremos el hueco exacto para encajar una pieza en la otra.

Paso 2
Una vez que hayamos encajado las cuatro piezas pequeñas en las cuatro grandes las fijamos con una cinta de papel encolado. Damos la vuelta a la moqueta, colocamos una cinta sobre la línea de unión y pasamos la plancha caliente sin vapor.

Paso 3
Para que luego puedan encajar todas las piezas entre sí, con adhesivo de contacto fijamos dos cremalleras en cada cuadrante. Debemos tener en cuenta que si una hembra está en un lado a la derecha, la otra hembra debe estar en el lado opuesto a la izquierda.

Paso 4
Empapelamos los cuatro cajones de madera con papel de estraza y cola blanca. Fotocopiamos una sopa de letras. Luego, colocamos las letras sobre el papel de estraza y aplicamos acetona con una gamuza. Una vez que tenemos las letras en su sitio, podemos aplicar barniz incoloro para proteger el papel.

Paso 5
Dos de los contenedores serán las mesitas auxiliares. Pasamos una lija fina por las tapas y aplicamos una mano de imprimación. Una vez que se haya secado pintamos ambas tapas con un esmalte satinado gris oscuro. A continuación, marcamos un cuadrante más pequeño con cinta de carrocero y lo rellenamos con esmalte gris claro.

Paso 6
Los otros dos contenedores serán los asientos. Para hacer sus tapas, encargamos dos tableros de DM que cubriremos hasta algo más de la mitad con gomaespuma. Los tapizamos con una loneta gris. Para fijar la tela la grapamos por la parte inferior de los tableros de la siguiente manera: colocamos una grapa en el centro de cada lado y luego vamos grapando del centro hacia las esquinas tensando la tela.

Paso 7
Con adhesivo de contacto fijamos los tableros tapizados sobre la tapas de los dos contenedores. El hueco que queda libre en ambos lo cubrimos con una pieza de aislante de PVC que pegamos también con adhesivo de contacto. Y para abrir y cerrar las tapas colocamos unos tiradores metálicos con el atornillador.

Paso 8
Sólo nos falta fijar las cuatro ruedas en cada módulo de manera que, igual que la moqueta puede cambiar de posición, las mesitas y los asientos se distribuyan por el salón según nuestro gusto y nuestras necesidades.