Decorar salón-comedor

Sala afrancesada

Sala afrancesada

Autor:

En esta ocasión os mostramos una opción para lograr una sala afrancesa de colores cálidos con un ambiente agradable y acogedor.

El salón es una de las estancias más utilizadas del hogar, por lo que el objetivo principal a la hora de decorarlo será conseguir un ambiente acogedor y hogareño. Para ello os proponemos decorar la sala con una decoración de estilo afrancesado.

Una decoración de estilo afrancesado es una buena solución para conseguir la calidez que buscamos en una sala: en ella, los detalles y la claridad marcarán la personalidad de la sala. Desde Hogarmania.com os enseñamos cómo, con tan sólo unos simples retoques, podremos cambiar totalmente la decoración de nuestro salón y darle un elegante toque afrancesado.

  • Herramientas
  • Brocha
  • Rodillo
  • Mango telescópico
  • Nivel láser
  • Cuchilla
  • Sierra de calar
  • Paletina
  • Grapadora
  • Atornillador
  • Lijadora
  • Materiales
  • Pintura beige suave e intermedio
  • Telas
  • Papel para cubrir
  • Plásticos
  • Esmalte acrílico
  • Cola blanca
  • Adhesivo de montaje
  • Adhesivo de textil
  • Listones de pino
  • Burletes de caucho
  • Mesa
  • Sofá
  • Alfombra
  • Lámparas
  • Mueble
  • Aparador
Paso a paso para decorar una sala de estilo afrancesada

Paso 1
Transformaremos un salón frío, poco acogedor, en una estancia cálida y con un toque de estilo afrancesado: cambiaremos de color las paredes, crearemos un original friso, restauraremos las anticuadas sillas y sustituiremos algunos de los muebles de la sala.

Paso 2
Comenzaremos nuestro trabajo pintando las paredes de color beige. A continuación, crearemos un friso en una de las paredes: tomaremos las medidas con el nivel láser, teniendo en cuenta que cubriremos la zona con diferentes telas de diferentes tamaños, cortaremos las telas con una cuchilla y aplicaremos cola blanca en la pared con una paletina.

Paso 3
Ahora, iremos colocando los rectángulos pequeños de tela arriba y los grandes debajo de la siguiente manera: presentaremos la pieza, la pegaremos y la tensaremos bien para que no quede ninguna arruga. Podremos eliminar las burbujas pasando un trapo del centro hacia las esquinas.

Paso 4
Una vez colocadas todos los trozos de tela remataremos el friso con unos listones de pino que cortaremos a medida con la sierra de calar. Luego, pintaremos los zócalos y los listones de blanco roto y aplicaremos adhesivo de montaje sobre éstos.

Paso 5
Después, comenzaremos fijando el listón de la parte inferior del friso presionando adecuadamente hasta que el adhesivo quede asentado. De la misma manera, colocaremos primero los listones verticales y después los horizontales. Remataremos el friso colocando la moldura en la parte superior.

Paso 6
El siguiente paso será renovar las sillas: lijaremos la madera de las deterioradas sillas, protegeremos con papel de estraza las zonas que no vayamos a pintar y, con una paletina, aplicaremos suavemente esmalte de color blanco roto.

Paso 7
Ahora tapizaremos las sillas: presentaremos la tela, la tensaremos bien para que no queden arrugas, realizaremos una cruceta poniendo una grapa en el centro de cada lado y graparemos del centro a las esquinas. Cuando lleguemos a las esquinas doblaremos bien la tela para que no quede abultada y la terminaremos de grapar.

Paso 8
Finalizaremos nuestro trabajo colocando unos nuevos muebles en la sala: instalaremos una mesa de comedor, situaremos unos muebles lacados que acompañarán la zona del comedor y sustituiremos el pesado y desgastado sofá por uno más luminoso. De esta manera conseguimos decorar una sala con un estilo afrancesado.