Decorar salón-comedor

Sala en tonos tostados

Sala en tonos tostados

Autor:

Aprende cómo dar un ambiente cálido y agradable a la sala usando los colores de la tierra con esta tarea de Decogarden.

A la hora de decorar una estancia como el salón el color es uno de los factores más importantes, porque nos permitirá conseguir el clima que deseemos darle a la estancia, además de llegar a influirnos en nuestro estado de ánimo.

A continuación os enseñamos, paso a paso, a crear un ambiente cálido y agradable mediante los colores de la tierra, pintando las paredes con colores tostados y completando la sala con objetos que combinen a la perfección con el resto de la decoración.

  • Herramientas
  • Brocha
  • Rodillo de pelo corto
  • Mango telescópico
  • Martillo
  • Ingletadora
  • Sierra de calar
  • Taladro-percutor
  • Materiales
  • Pintura plástica
  • Clavos de acero
  • Sisal
  • Pieza de papel
  • Adhesivo en spray
  • Puntas de cabeza perdida
  • Tirafondos
  • Tacos
  • Arandelas
  • Listones
  • Alfombra de fibras
  • Sofá
  • Puf
Paso a paso para decorar una sala en tonos tostados o colores tierra

Paso 1
Transformaremos una sala con humedades en una acogedora y original estancia: pintaremos las paredes con tonos tostados; crearemos un friso con piezas de sisal; y reutilizaremos unas viejas maletas para crear un práctico armario.

Paso 2
Retiraremos todos los muebles de la estancia y, a continuación recortaremos con una brocha los ángulos y las zonas difíciles de alcanzar, y con el rodillo pintaremos el resto de la superficie con un rodillo de pelo corto, combinando un marrón intermedio con un marrón trópico.

Paso 3
El siguiente paso consistirá en instalar un friso con unas piezas de sisal para cubrir una pared de desperfectos o humedades: presentaremos la pieza sin tensarla demasiado y la fijaremos a la pared con unos clavos de acero.

Paso 4
Una vez fijadas las piezas de sisal remataremos el friso con unos listones a modo de remate: cortaremos los listones a medida con la ayuda de una estación de serrado, el complemento ideal para una sierra de calar, y los fijaremos a la pared clavando unas puntas de cabeza perdida, una en el centro y otras en los extremos.

Paso 5
Ahora, convertiremos unas antiguas maletas en unos originales armarios: en primer lugar limpiaremos las maletas, y forraremos el interior con un papel que imita lo antiguo, aplicando adhesivo en spray. Para finalizar, colgaremos las maletas en la pared introduciendo en el agujero realizado previamente, un taco, un tirafondo y una arandela.

Paso 6
Remataremos nuestro trabajo cubriendo el frío suelo con una alfombra de fibras. Además, colocaremos unos cestos dispuestos a modo de originales lámparas, un confortable sofá donde poder descansar, y un puf multiusos que también nos servirá como reposapiés, de asiento extra para invitados o de mesa de centro improvisada.