Decorar salón-comedor

Sala relajante

Sala relajante

Autor:

En esta ocasión, en Decogarden, veremos cómo decorar una sala relajante: lograremos un espacio tranquilo y relajado.

Desde Decogarden, os vamos a mostrar a decorar una sala relajante. Para ello, cambiaremos el color de las paredes de la estancia, y le daremos todo el protagonismo a una butaca que servirá para relajarse. La butaca la renovaremos y la modernizaremos de manera sencilla y para completar la decoración, se colocara un mueble y un sofá nuevo en tonos claros.

  • Herramientas
  • Cubeta con rejilla
  • Mango telescópico
  • Rodillo
  • Brocha
  • Destornillador
  • Lija
  • Tijera
  • Grapadora
  • Martillo
  • Aguja
  • Cuchilla
  • Materiales
  • Pintura plástica
  • Esmalte
  • Tela
  • Botones
  • Hilo
  • Pasamanería
  • Adhesivo termo-fusible
Paso a paso para decorar una sala relajante

Sala relajantePaso 1
El primer paso para comenzar a decorar la sala relajante será vaciar toda la estancia.

Sala relajantePaso 2
A pesar de no ser una sal muy grande, vamos a pintar las paredes con dos colores. Primero recortaremos con la brocha y después el resto lo pintaremos con el rodillo. Al ser pared de gotelé, habrá que presionar un poco para que la pintura penetre bien.

Sala relajantePaso 3
Lo siguiente va a ser renovar una vieja butaca. Lo primero que habrá que hacer es soltar toda la pasamanería metálica que tiene la butaca. Para ello, iremos haciendo presión con un destornillador. También lijaremos todas las zonas de madera que tiene la butaca. Así, podremos cambiar el color a la butaca

Sala relajantePaso 4
Después de lijar, limpiaremos con un trapo humedecido en alcohol. A continuación, con esmalte de color blanco pintaremos toda la madera que hemos lijado. Para las zonas difíciles o recovecos utilizaremos una brocha, y para el resto un rodillo pequeño de espuma

Sala relajantePaso 5
El siguiente paso será retirar la tela original de la butaca. Para ello, con una cuchilla cortaremos por todas las esquinas y nos serviremos de ella para utilizarla como patrón para la nueva tela. Los botones que tiene la butaca también los guardaremos para volver a usarlos luego

Sala relajantePaso 6
Lo siguiente será presentar la vieja tela sobre la nueva que vamos a usar para conseguir la forma que necesitamos. Pintaremos el contorno dejando un margen y después cortaremos a la medida que necesitamos

Sala relajantePaso 7
Una vez tengamos la pieza, vamos a tapizar la butaca. Tendremos que tener cuidado con los pliegues que tiene, por eso, es mejor que antes de comenzar a grapar al tela la coloquemos y la presentemos tal y cómo quedaría. Cuando veamos que está correcto, comenzamos a grapar por el centro

Sala relajantePaso 8
Para ocultar las grapas utilizaremos pasamanería que fijaremos con adhesivo termo-fusible. Como la butaca era de estilo capitoné, para lograr ese estilo, vamos a utilizar los botones originales. Con una aguja e hilo, los fijamos en la parte trasera de la butaca con la ayuda de un botón. Después volvemos a dejar la parte trasera con su refuerzo y con la nueva tela

Sala relajantePaso 9
Para finalizar de decorar la sala relajante, vamos a colocar unos cuadros en la pared, un nuevo armario, un nuevo sofá y un estor en color blanco para la ventana.

En Decogarden hemos visto cómo decorar una sala relajante; una estancia perfecta para descansar y estar tranquilos. Para ello, un nuevo color en las paredes y una butaca renovada serán las claves para conseguir ese ambiente relajado. Además, para completar la decoración, se colocarán un armario y un nuevo sofá que combinan a la perfección con la nueva butaca.