Otros

Guirnalda con corazones de cartulina

Guirnalda con corazones de cartulina

Autor:

Una guirnalda con corazones de cartulina puede ser un elemento perfecto para decorar tanto una estancia del hogar, como un escaparate o un local.

Si os apasiona celebrar San Valentín y disfrutar decorando para la ocasión, no os puede faltar una guirnalda con corazones de cartulina. Es un trabajo muy sencillo que le dará un toque a cualquier decoración. A continuación os detallamos más sobre cómo hacer una guirnalda para San Valentín.

Los materiales y las herramientas para hacer una guirnalda con corazones de cartulina son muy sencillos y fáciles de encontrar. Necesitaremos cartulinas rojas (también se pueden utilizar otro colores), cuerda o hilo gordo, tijeras y pegamento.

El proceso es muy sencillo. Lo primero es elegir la cartulina que queremos y dibujar sobre ella diferentes corazones. Se pueden hacer todos del mismo tamaño o diferentes.

En el caso de querer todos del mismo tamaño, lo primero es hacer primero un y utilizarlo a modo de plantilla. Una vez tenemos el dibujo el corazón, con las tijeras cortamos el contorno. Así, logramos el corazón que será la plantilla. Dibujamos el resto de corazones y con las tijeras cortamos todos.

Hay que pensar bien la ubicación de la guirnalda para saber la largura de cuerda o hilo que vamos a necesitar. Así, una vez tengamos la largura, bastará con pegar los corazones en la cuerda. Para darles un poco de volumen, se pueden doblar un poco por la mitad para que no queden tan rectos y sean un tanto más decorativos.

Además de corazones de color rojo, también se pueden hacer de otros colores como el rosa, un rojo suave, color crema, color lila o morado, en color blanco, etc. Todo dependerá de la ubicación de la guirnalda y de la decoración que queramos darle a la estancia, local o escaparate. ¡Animaros! Es muy sencillo de hacer y le dará un toque romántico y personal la decoración