Otros

Cómo hacer murciélagos de cartulina

Cómo hacer murciélagos de cartulina

Autor:

Os mostramos una idea muy sencilla para hacer vuestros propios murciélagos de cartulina. ¡Son perfectos para Halloween!

Son muchas las manualidades que se pueden hacer con cartulina. En esta ocasión, y de cara a celebrar Halloween, os mostramos cómo hacer unos murciélagos de cartulina. ¡Es muy sencillo y seguro que a los niños les encanta! Un detalle para decorar la casa para una fiesta de Halloween.

  • Herramientas
  • Tijeras
  • Materiales
  • Cartulinas de colores
  • Pegamento
  • Ojos (opcional)
Paso a paso para hacer murciélagos de cartulina

Lo primero que deberemos hacer para crear nuestros propios murciélagos de cartulina es elegir los colores que queremos para los murciélagos. Lo más habitual es utilizar el color negro, pero también se pueden utilizar otros colores como el naranja, el amarillo o el rojo.

Para comenzar a hacer los murciélagos de cartulina, necesitaremos un trozo de cartulina con forma rectangular para hacer el cuerpo. No hace falta que sea muy grande, ya que solamente será para hacer un sencillo cilindro con ella y así lograr un cuerpo de murciélago con forma redonda.

Cuando tengamos ese trozo de cartulina, pegaremos los dos extremos del trozo con pegamento. Presionaremos un poco hasta que veamos que se ha pegado bien y el cilindro no se suelta. De esta manera, habremos logrado la base o el cuerpo para hacer nuestros murciélagos de cartulina. Estas bases o cuerpos pueden ser de diferentes tamaños y así crearemos murciélagos más grandes y más pequeños.

Una vez tengamos el cuerpo del murciélago de cartulina, habrá que hacer las alas y la cara. En el caso de las alas de los murciélagos, cortaremos cartulina con forma de ala que podrá ser del mismo color o diferente. Después las fijamos en la parte trasera del cuerpo. Lo mejor es fijarlas en el mismo punto de unión que la del cuerpo. Además de tapar esa unión, también lograremos que el cuerpo esté más fijo.

En el caso de la cara de los murciélagos, las opciones son muchas. Se pueden utilizar ojos comprados que se mueven o hacer nuestros propios ojos con cartulina. Si utilizamos un trozo de cartulina de otro color a modo de base para ojos y las bocas, acentuaremos mucho más esos rasgos que les queremos dar a los murciélagos de cartulina. Con la cartulina podemos crear bocas, ojos, colmillos, cejas, etc. El único límite es nuestra imaginación.

En la galería de fotos vemos algunos ejemplos de murciélagos de cartulina.