Decogarden

Espacio de trabajo organizado y acogedor

Espacio de trabajo organizado y acogedor

Autor:

En este programa de Decogarden trasformamos un desorganizado estudio para instaurar el orden y la armonía a la estancia.

La acumulación de enseres en nuestros hogares suele llegar a convertir algunas estancias en improvisados trasteros. Solucionar el problema del almacenaje maximizando el espacio no ha de ser una tarea difícil.

Para ello, crearemos dos espacios diferenciados: por un lado, delimitaremos una zona de estudio con la colocación de una mesa de trabajo y unas estanterías; y por otro, enmarcaremos una zona de relax con un cómodo sofá y una singular composición creativa vistiendo la pared.

Cajas, cestos y contenedores resolverán el problema del almacenaje logrando la organización y maximizando el espacio. La fusión de colores atrevidos, como el tono fucsia de la pared trasera, y el reparto de varios puntos de luz por el espacio harán de este estudio un lugar alegre y confortable.

  • Herramientas
  • Rodillo
  • Brocha
  • Mango telescópico
  • Rodillo pequeño
  • Paletina para los cantos
  • Lápiz
  • Regla
  • Sierra de calar
  • Lijadora
  • Materiales
  • Cinta de carrocero con papel de estraza
  • Pintura
  • Tabla de densidad media de 7cm de grosor
  • Pintura plástica mate
  • Tacos de madera
  • Tabla grande
  • Adhesivo de montaje
  • Sofá
  • Pintura
  • Flexo
  • Silla
  • Escritorio
  • Estanterías
  • Alfombra
  • Lámpara de techo
  • Estore
Paso a paso para decorar un estudio en un espacio de trabajo organizado y acogedor

Espacio de trabajo organizado y acogedorPaso 1
Transformaremos una habitación convertida en un improvisado trastero en un estudio organizado y confortable. Para ello, situaremos una mesa de trabajo enmarcada con unas estanterías y colocaremos un sofá en la zona de relax. Pintaremos las paredes combinando colores y crearemos una original composición de madera para vestir una de las paredes.

Espacio de trabajo organizado y acogedorPaso 2
En primer lugar, vaciaremos la estancia y la prepararemos para pintar. Para ello, protegeremos los marcos y los zócalos con cinta de carrocero y papel de estraza. Comenzaremos recortando con una brocha las esquinas y las zonas de difícil acceso, y finalizaremos la tarea cubriendo el resto de la superficie con un rodillo provisto de un mango telescópico.

Espacio de trabajo organizado y acogedorPaso 3
Mientras se va secando la pintura de las paredes, crearemos una composición para vestir la pared. Sobre unos tableros de DM dibujaremos las plantillas con un lápiz y las cortaremos con la sierra de calar.

Espacio de trabajo organizado y acogedorPaso 4
Una vez recortadas las figuras, puliremos todas las imperfecciones y el resto de la superficie con una lijadora. De esta manera conseguiremos una mayor fijación de la pintura. Finalmente, pasaremos un trapo para limpiar el posible polvo existente.

Espacio de trabajo organizado y acogedorPaso 5
El siguiente paso será pintar de blanco mate las figuras cortadas. Colocaremos unos tacos sobre la mesa de trabajo para levantar la figura e iremos recortando los bordes con una paletina. Finalizaremos el trabajo con la ayuda de un pequeño rodillo. Realizaremos el mismo proceso con el resto de las piezas.

Espacio de trabajo organizado y acogedorPaso 6
Una vez seca la pintura de las figuras, las fijaremos a un gran tablero a modo de lienzo. Para darles volumen, colocaremos unos tacos entre el tablero y las figuras. Utilizaremos adhesivo de montaje para fijar los tacos al lienzo y las figuras a estos. Aplicaremos el adhesivo y presionaremos las piezas para asentarlo.

Espacio de trabajo organizado y acogedorPaso 7
Para fijar el lienzo en la pared, realizaremos cuatro agujeros con la ayuda de un taladro e introduciremos unos tacos de plástico en los orificios. Presentaremos el lienzo en la pared y lo agujerearemos a la altura de los realizados en la pared. Terminaremos la tarea introduciendo los tirafondos con una atornilladora.

Espacio de trabajo organizado y acogedorPaso 8
Cestos, contenedores y cajas en las estanterías para almacenar los enseres, un cómodo sofá dónde relajarse, diversos puntos de luz por el espacio y la combinación de colores de algunos elementos, terminan de convertir este estudio en un lugar organizado, colorido y confortable.