Color y pintura

Cocina blanca y gris

Cocina blanca y gris

Autor:

A continuación veremos un ejemplo para decorar una cocina en color blanco y gris. Una sencilla pero funcional cocina blanca y gris.

A la hora de diseñar y decorar una cocina, además de pensar en la distribución de los muebles, también hay que prestarle atención a la combinación de colores. Dependiendo del tamaño de la cocina deberemos escoger unos colores u otros. La iluminación también juega un papel fundamental para elegir los colores adecuados.

En este caso os mostramos un ejemplo para decorar una cocina de color blanco y gris. Se trata de una cocina abierta al salón, con una barra de cocina americana que separa la zona de cocina de la zona de sofás del salón. Además, en uno de los laterales de esta cocina se encuentra la mesa y las sillas a modo de zona de comedor.

En cuanto a la decoración de esta cocina blanca y gris, destacan dos colores principales en los módulos de cocina: el blanco y el gris. Todos los módulos inferiores de la cocina son de color gris, y los superiores de color blanco. Además, algunos de los módulos superiores tienen las puertas de cristal para darle un toque diferente. La pared en la que está la campana, junto a algunos módulos superiores, está pintada de color gris desde la mitad hacia arriba. La parte inferior está revestida en una tonalidad clara.

En esta cocina blanca y gris destaca la sensación de claridad y limpieza. Al utilizar colores claros logramos que la estancia parezca más amplia. Además, en la zona delimitada por la barra de cocina americana se ha colocado un espejo logrando que el espacio se inunde de luz.

La zona comprendida entre la barra americana y la encimera está revestida con un suelo vinílico en una tonalidad clara. De esta manera se delimita la zona para cocinar del resto de la estancia y se mantiene la combinación de colores en blanco y gris.

Para completar la barra americana de esta cocina blanca y gris, se han colorado tres taburetes de estilo moderno. Dos de ellos tienen el asiento de color gris y el tercero en color blanco. De esta manera queda todo totalmente combinado.

Para la zona de comedor se ha optado por una mesa de cristal y asientos en gris y blanco. Además, la ventana que está en esa pared está decorada con unas cortinas de color gris y blanco. También destaca una lámpara metálica de color blanco sobre la mesa.

A continuación podéis ver la galería de fotos de la decoración de esta cocina blanca y gris: