Complementos

Friso infantil entelado

Friso infantil entelado

Autor:

En Decogarden vamos a crear un friso infantil entelado. Un complemento para la decoración infantil que cubrirá una zona de juegos.

Una pared se puede convertir en un elemento muy especial: un friso lleno de color que protege al niño de las paredes y a las paredes del niño. Es mullidito, para evitar golpes, y actúa como cubre-paredes. Sólo necesitamos crear un gran saco con tela y rellenarlo con floca.

En este friso destacan los bolsillos gigantes de tela, con botones de colores para abrir y cerrar y poder guardar dentro todos los juguetes. Una idea decorativa y muy práctica que va a gustar a toda la familia, sobre todo a los más pequeños.

  • Herramientas
  • Lijadora
  • Atornillador
  • Pinceles
  • Tijera
  • Máquina de coser
  • Materiales
  • Telas de diferentes colores
  • Floca para el relleno
  • Cierre de cardillo
  • Botones
  • Lanas
  • Listón de madera
  • Pomos de madera
  • Esmalte satinado de diferentes colores
  • Adhesivo sellador
Paso a paso para hacer un friso infantil entelado

Paso 1
Con una loneta de color morado cosemos, con la máquina de coser, un gran bolsillo. La medida dependerá de la superficie que queramos cubrir en la pared. Hacemos lo mismo con otra loneta de color verde, así crearemos dos frisos.

Paso 2
Sobre ambos bolsillos, el morado y el verde, colocamos en el frontal unas franjas verticales de loneta naranja. Las fijamos sobre la tela con tiras de cierre de cardillo, si son adhesivas mejor, así no necesitaremos hilvanarlas antes de coserlas. Una vez que tengamos todas las tiras en su posición las cosemos.

Paso 3
En la parte superior de los dos frisos cosemos también unas tiras de tela, a la misma distancia en los dos lados. Rellenamos el friso con floca para que quede más mullido.

Paso 4
Igual que hemos creado los bolsillos grandes para los frisos, cosemos con tela de otro color unos bolsillos más pequeños con grandes botones. En la parte posterior les cosemos dos tiras de cierre de cardillo en vertical de manera que podamos fijar estos bolsillos sobre el cierre de cardillo del friso.

Paso 5
Pintamos con esmalte satinado de color morado el listón de madera que mide lo mismo que el ancho del friso. Con otros colores pintamos y decoramos los pomos de madera.

Paso 6
En la parte de atrás del listón atornillamos dos pletinas para fijarlo a la pared.

Paso 7
Con adhesivo sellador pegamos los pomos sobre el listón, todos a la misma distancia.

Paso 8
Colgamos el listón de la pared y anudamos las tiras de tela del friso a los pomos de madera.