Complementos

Mural infantil de quita y pon

Mural infantil de quita y pon

Autor:

Aprende con Decogarden a construir un mural infantil de quita y pon. Una pieza que además de entretener a los más pequeños, también ayudará a decorar.

Un juguete en forma de mural adherido a la pared apenas ocupará sitio, por muy grande que sea, además de contar con una gran ventaja: este mural con piezas de quita y pon desarrollará su ingenio y su habilidad ya que podrán colocarlas donde quieran, creando así composiciones originales. Y para que la diversión sea total, realizaremos piezas muy llamativas, de gran tamaño y con colores vivos.

  • Herramientas
  • martillo o maza
  • punzón
  • cortante
  • espátula
  • Materiales
  • moqueta ferial de diferentes colores
  • 1 bastidor
  • botones de colores
  • lanas
  • cierre de cardillo
  • cola blanca
  • adhesivo de contacto
Paso a paso para hacer un mural de quita y pon

Paso 1
Un bastidor será la base que nuestro mural necesita. Para realizarlo, escogeremos la medida que queramos y montaremos las piezas uniendo las cuñas de los ángulos. Aplicaremos cola blanca en las ranuras y golpearemos con una maza hasta encajar las piezas.

Paso 2
Una vez que tengamos el bastidor, fijamos con adhesivo de contacto una pieza de moqueta ferial de un color neutro cubriendo todo el espacio interior. Para ello, aplicamos adhesivo en todo el perímetro de la moqueta y del bastidor, lo extendemos en una fina capa con una espátula, esperamos 10 minutos y entonces la pegamos.

Paso 3
El verdadero color del mural lo aportarán las piezas móviles que realizaremos con otra moqueta ferial. Dibujaremos diferentes elementos. Por ejemplo, para un paisaje natural necesitaremos que haya césped, cielo, montaña¿Marcaremos con un lápiz la moqueta y la cortaremos con una cuchilla. Al ser moqueta ferial, más fina que la convencional, el corte será rápido y limpio. No os olvidéis de colocar un tablero o mártir debajo para no estropear la mesa con la cuchilla.

Paso 4
Realizaremos unas flores muy llamativas y originales cortando pétalos dobles y montándolos unos sobre otros.

Paso 5
Uniremos los pétalos cosiéndolos con unas lanas de colores y remataremos el cosido con unos botones. Para que podamos atravesar todos los pétalos a la vez, antes de coser realizaremos unos agujeros con el punzón o con cualquier otra herramienta punzante, guiándonos por los 4 orificios de los botones.

Paso 6
Con el fin de que todas estas piezas que hemos diseñado con la moqueta ferial sean móviles y el paisaje pueda cambiar al antojo del niño, colocaremos en la parte posterior de las mismas unas tiras adhesivas de cierre de cardillo.

Paso 7
Este cierre se adhiere con facilidad a la base del mural, de manera que las piezas se podrán poner y quitar siempre que se quiera. Lo dejaremos al gusto y la imaginación de los más pequeños. A la hora de ubicar este mural en la pared tendremos en cuenta la altura del niño, para que pueda jugar cómodamente.