Complementos

Bolas para decorar el árbol de Navidad

Bolas para decorar el árbol de Navidad

Autor:

En el mercado podemos encontrar diferentes estilos de bolas decorativas con el objetivo de adornar el árbol de Navidad. A continuación veremos más sobre las bolas de Navidad.

Cuando llegan las fechas navideñas nos dedicamos a decorar nuestro hogar para celebrarlo. Existen innumerables formas, tamaños y colores de adornos que podemos utilizar para decorar nuestra casa en Navidad. Gracias a la oferta de modelos y materiales tan diversa que hay en el mercado encontraremos fácilmente el que mejor se adapte al tipo de decoración que queremos darle a nuestro árbol. Uno de los adornos más característicos de los árboles de Navidad son las bolas.

Muchas veces nos dan ganas de convertirnos en verdaderos artistas e innovar con otros tipos de adornos colgantes para nuestro árbol pero, tarde o temprano, siempre volvemos a nuestros orígenes y decoramos nuestro árbol con estas clásicas esferas que tanto nos gustan.

Existen dos modelos de adornos muy similares que podremos encontrar sin dificultad en el mercado: los brillantes y los mates. Teniendo estos tipos de bolas se puede realizar una combinación con los dos modelos, siempre siguiendo la misma gama de color y, así, conseguiremos un árbol clásico y elegante que decore nuestro hogar.

Si lo que queremos es que nuestro árbol luzca con un estilo más vanguardista, podemos utilizar bolas que se asemejen a las de las discotecas de los años 80, con brillos y espejitos, pero de tamaños pequeños y colores originales como el marrón chocolate. Para una decoración artesanal sólo hay que utilizar bolas con hilos dorados. Todo depende del estilo y la imaginación de cada uno.

Cuando en casa hay niños pequeños, es conveniente decantarse por las bolas de plástico, prácticamente irrompibles, y con colores más llamativos y con dibujos de muñecos y animales impresos en ellas

Es importante recordar que, aunque hay varios estilos en lo que se refiere a decorar un árbol de Navidad, las bolas que se elijan y sus combinaciones de formas y colores tienen que ir coordinados, así como el tamaño de las mismas a la altura del árbol.