Complementos

Carillón de viento con cubiertos reciclados

Carillón de viento con cubiertos reciclados

Autor:

Carillón de viento. Crea un bonito complemento decorativo reciclando unos cubiertos viejos de material moldeable.

Convertiremos unas cucharas y tenedores viejos en un carillón de viento, un elemento móvil que con el aire emite agradables sonidos. Es importante que los cubiertos sean de un material maleable como la alpaca porque necesitamos doblarlos y retorcerlos para crear formas. Un complemento perfecto para colocar en la cocina, en el balcón o cualquier estancia con ventana donde corra un poco el aire. 

  • Materiales
  • Cucharas y tenedores de alpaca
  • Hilo de nylon
  • Tijeras
  • Piedras o canicas de colores
  • Herramientas
  • Taladro
  • Alicate
  • Martillo
  • Mordaza
Pasos para crear un carillón de viento con cubiertos

Empezamos con un tenedores que dan más juego que la cuchara a la hora de moldear. Sujeta fuerte con la mordaza para que resulte más fácil trabajar con él, ayúdate de un alicate para emepzar a doblar y modlear el tenedor. Empieza por parte de abajo que es más facil de moldear.

Poco a poco conseguiremos formas redondeadas que van a dar mucho juego.

Para dar una nota de color al diseño de los tenedores añade complementos como cristales, canicas o piedras de río. Se pueden pegar o engarzar. Para ello busca primero al forma de encajarla, y con el alicate se va moldeando para sujetar mejor.

También podemos jugar con las cucharas, para ello usaremos un martillo para aplastarlas. Se pueden dejar completamente lisas o darles forma, al final moldearemos los mangos. La forma má fácil de doblarlas es utilizar la mesa poniendo un taco o mordaza como palanca. 

Para montar el carillón lo primero es elegir la pieza base. En este caso, un cazo al que se le ha doblado el mango y se le han hecho con un taladro unos agujeros alrededor para colgar los cubiertos moldeados. Se hace un agujero en el extremo del mango y en el cazo. Para colgar la pieza utilziamos hilo de nilon, que se introduce por el agujero del cubierto y se hace un par de nudos y cortamos el sobrante. Para dar dinamismo, colgaremos en el cazo una cucharada y un tenedor de forma alternativa.