Estilos

Decoración animal

Decoración animal

Autor:

Emma Masana nos mostrará una animalada de casa, papeles pintados con pájaros, murales de elefantes, tapizados de vaca... Una decoración de estilo animal muy curiosa.

Recibidor de estilo animal

En la entrada lo que más llama la atención es la reproducción de una sala de baile, con un espejo de grandes dimensiones en la pared y una barra de balet. 

Otra de las piezas especiales que podemos encontrar en la estancia, es un perchero con forma de rama. Un elemento de la herencia familiar que se ha querido aprovechar para darle un punto de personalidad a la entrada.

Dormitorio infantil de estilo animal

Para delimitar la zona infantil, se han revestido las paredes y el techo con un papel pintado de fondo blanco, para resaltar el espacio, y dibujos coloridos de aves. El techo, además, se ha iluminado con una hilera de leds, para reforzar la sensación de fantasía. 

El elemento clave del dormitorio es la silueta del elefante situada en la pared sobre el escritorio. Se trata de un troquel fabricado con papeles antiguos, que decora mucho el ambiente pero sin condicionarlo.

Salón de estilo animal

Para el salón se ha procurado que sea una estancia cómoda y estática, para obtener una apariencia ordenada. En un lateral del techo se ha instalado un rail electrificado, con varios focos que apuntan a distintas zonas de la estancia que quieren resaltarse, el cuadro, la estantería... No hay ningún otro elemento de iluminación ya que al tirar el viejo techo, un cielo raso cañizo muy antiguo, aparecieron unas bovedillas catalanas con las que se han ganado 25 cm. de altura. Además, gracias a ellas se genera un cambio en la textura del techo respecto al resto de las estancias.

La mesa del centro es baja, redonda y muy pesada, con el pie de hierro, para que no pueda moverse y se eviten problemas con los niños, y  para que la circulación correcta de la estancia quedé bien marcada.

Otro elemento que llama la atención son 2 almohadones colocados en el suelo y que sirven para sentarse. Están hechos a partir de dos manteles indios cosidos a mano. Están rellenos de una guata muy dura, para que resulte un asiente firme y cómodo al mismo tiempo.

Comedor de estilo animal

Las paredes, el mueble y el conjunto de la carpintería están pintados del mismo color, un verde aqua. Se trata de una estancia monocromática donde se quieren resaltar una serie de elementos muy únicos. Por un lado, podemos ver una lámpara de estilo sesentero, con estampado de leopardo, que le da al mismo tiempo un punto muy étnico, kitsch y vintage.

En la repisa de la ventana se ha colocado un asiento y unos cojines forrados con una tela de estampado de vaca, sacada de unas alfombras.

En el otro rincón de la estancia se ha colocado otra lámpara también bastante singular. El foco de la lámpara es un foco de un coche y el pie es una caña de pescar. Se trata de un elemento único, el resultado de utilizar cosas que ya existen para obtener nuevas creaciones.

La mesa es de teca original sin pulir, con huecos e imperfecciones, y va acompañada por unas sillas "eiffel", consiguiendo una mezcla entre lo étnico, lo clásico y el diseño.