Estilos

Local de fantasía

Local de fantasía

Autor:

Visitamos con Karlos Bayón La Poupeé, un exclusivo salón de peluquería súper especial.

La mayoría de las paredes y el techo son de color musgo, un color que invita a la relajación y transforma el espacio en un lugar muy agradable. Algunas paredes están revestidas con un papel pintado de estilo kitsch.

Recepción

En la recepción se ha colocado una lámpara muy original, inspirada en la torre Eiffel, que crea una ambientación muy especial. Justo al lado, se encuentra la zona de maquillaje, cuyo elemento estrella es el espejo. Se trata de un espejo de tres piezas, donde el cliente puede observarse desde varios ángulos, con una luz que proporciona una tonalidad totalmente natural al rostro.

Zona de trabajo

Está formada por varios espacios, uno en el que se trabaja el cabello de las clientas, un chill out a modo de sala de espera, la zona de los lavacabezas.

La sala de espera es perfecta como chill out. En ella se han colocado una gran variedad de pinturas que reflejan distintos estados emocionales de la mujer. Uno de los grandes retos a la hora de decorar este local fue el pequeño presupuesto del que se disponía, por lo que se optó por un mobiliario muy económico compuesto por palés. Los colores elegidos son los propios de la naturaleza, dentro de la gama de los verdes.

También hay una pantalla donde se reproducen distintas imágenes (películas en blanco y negro, diapositivas...) para conseguir un mayor dinamismo en el espacio.

La zona de los lavacabezas contiene unos puntos de iluminación muy especiales, unas piezas antiguas recogidas de un anticuario.

El elemento continuador de toda esta zona del local es el parquet. En este caso, las paredes visten un color más femenino que el verde musgo de la entrada, granate y morado.