Estilos

Local sofisticado y elegante

Local sofisticado y elegante

Autor:

La decoración es muy importante en todos los espacios y cuando se trata de un local comercial además de estilo hay que buscar la funcionalidad.

Para conseguir que el local llame la atención del transeunte lo primero que se tuvo en cuenta es la fachada, toda la parte exterior de la tienda. En este caso se han utilizado los colores corporativos, el rojo y el negro.

La premisa fundamental del dueño del local es atraer el máximo número de público objetivo para poder vender su producto. Eso se consigue a través del diseño de todo el espacio que compone el establecimiento. Para ello, se creó un ambiente muy sofisticado y elegante, que se diferencia del resto de la competencia.

Se han utilizado materiales nobles como la madera de teca, con un tono negro de fondo y los reflejos metálicos que se consiguen a través del acero inoxidable. En ningún momento se pretende que el interiorismo tenga mayor importancia que el producto que se vende.

En cuanto a la iluminación, se ha utilizado una mezcla de dos tipos de lámparas: fría y cálida. Con esto se consigue que, a la hora de proyectar estas dos luces sobre el producto, no se distorsionen los colores ni las texturas. También se ha utilizado luz cenital que circunda el establecimiento y que recae sobre el estante inferior, dando más profundidad y protagonismo al pavimento.

Para facilitar el almacenamiento del género en una zona cercana a los productos expuestos, se colocaron módulos de almacenaje junto a las baldas, unos muebles contenedores con estantes que quedan ocultos a primera vista.

El leitmotiv del proyecto es la estantería central, un diseño vertical que discurre desde la planta de arriba hasta la zona de abajo, frente a la entrada.

Dado que el local no disponía de una gran superficie se decidió forrar todas las paredes con un espejo ahumado en tono fumé gris, que contribuye a generar una atmósfera mucho más elegante que con un espejo de plata convencional.

Para comunicar la planta baja con la superior se diseño una escalera a modo de cubo. Es un prisma negro, con una luz cálida y una luz fría incandescente proporcionada por unos cubos luminosos.

Para darle un mayor empaque a la tienda se instaló en su doble altura una lámpara decorativa italiana, que se realiza artesanalmente utilizando láminas de pan de plata. Del mismo modo, se aplicó en la pared principal una fotografía de autor con los colores corporativos y se colocaron junto a ella dos espejos enfrentados para crear un efecto de caleidoscopio.

Foto: www.mtorres-ai.com