Estilos

Decoración de estilo nórdico

Decoración de estilo nórdico

Autor:

Si buscas una decoración de estilo nórdico para tu hogar no te pierdas estas claves para conseguir con pequeños cambios un estilo escandinavo.

El estilo nórdico es un acierto seguro si se te apasionan las líneas sencillas, la luminosidad y un cierto aire vintage industrial.

Decoración de estilo nórdicoLos primeros pasos que debemos seguir a la hora de decorar una estancia con un estilo nórdico es la elección de la pintura y el suelo. No se concibe un estilo escandinavo sin unas paredes blancas, o al menos un tono luminoso, y un suelo de materiales naturales en tonos claros, como la madera de abedul o haya o los laminados en tintes blancos.

En general los acabados siempre son neutros, tanto en paredes y techos como en el resto de la carpintería que tienden bien al blanco, bien a los tonos de madera muy claros. Las notas de color se obtienen en las diferentes estancias con los complementos y, sobre todo, el uso de textiles: colchas, cojines, mantas…

Decoración de estilo nórdicoOtra de las características del estilo nórdico es el buen uso del espacio. Aprovechar el espacio es imprescindible y gracias a sus tonos claros y líneas minimalistas no parecen recargadas ni proporcionan sensación alguna de agobio y desorden.

Cualquier espacio es válido, hasta un pequeño balcón puede servirnos para crear una mini terraza siempre que entren dos sillas una pequeña mesa auxiliar y acomodemos algún elemento natural como las plantas.

¿Cuánto cuesta el estilo nórdico?

A diferencia de lo que se puede pensar en un principio, ya conocemos que el nivel adquisitivo de los países escandinavos es más elevado, la decoración de estilo nórdico no tiene por qué suponer un gran desembolso. ¿La clave? Mezclar mobiliario de bajo precio, de ese que se puede comprar en algunas grandes superficies de origen sueco, con piezas más exclusivas. Sillas como la Eiffel de Eames o el flexo Jieldé son un “must” en toda decoración nórdica.

Otra buena opción es optar por piezas de segunda mano de origen industrial que se pueden encontrar en pequeñas tiendas o mercadillos. La descontextualización de las piezas, usar las maletas como baúles, o mesas auxiliares, lámparas de oficina convertidas en lámpara de noche, puertas como estanterías o cabeceros con palés son otra de las características de este estilo nórdico.

Decoración de estilo nórdicoPor otro lado, los objetos que antes se escondían (como los utensilios de cocina) se colocan a la vista casi, casi como artículos de exposición. Además, las ramas y demás elementos procedentes de la naturaleza se utilizan como percheros, lámparas o centros de mesa. También se complementa con pizarras, guirnaldas de luz o piezas cerámicas.

Además, si te apasiona este estilo y no quieres dejarlo de lado ni en épocas navideñas, te damos unas ideas sobre la decoración navideña de estilo nórdica.