Muebles

Baby ropero

Baby ropero

Autor:

Vamos a construir un armario ropero para los niños a partir de 2 baúles. Un mueble práctico y funcional para la habitación de los peques.

Al decorar su dormitorio, los muebles tienen que ser a su medida, como  este baby-ropero. Colores alegres, formas divertidas... un auténtico capricho al alcance de cualquiera, sólo hay que tener un poquito de gusto a la hora de escoger y combinar los colores y papeles decorativos, que sean sobre todo muy alegres. Si además le añadimos accesorios como un gracioso zapatero que podemos crear con un recogedor, conseguiremos un mueble práctico y funcional.

  • Herramientas
  • lijadora
  • atornillador
  • cortante
  • paletina
  • rodillo
  • Materiales
  • 2 baúles
  • dos recogedores
  • 2 soportes para barras de cortina
  • 4 baldas de madera
  • 16 topes para apoyar las baldas
  • papel de empapelar
  • cola de empapelar
  • 8 patas
  • perchas
  • abalorios
  • imprimación
  • esmalte satinado de diferentes colores
  • adhesivo de cianocrilato
  • cinta adhesiva de doble cara
Paso a paso para construir un armario ropero para niños:

Paso 1
Con la lijadora y una lija de grano fino para madera dejaremos la superficie de los baúles y las baldas listas para pintar. Antes de aplicar el color damos una mano de imprimación para cerrar los poros de la madera. En los baúles sólo aplicamos la selladora en la parte inferior, el resto irá empapelado.

Paso 2
Cuando la imprimación se haya secado, aplicamos sobre ella dos manos de esmalte satinado. Pintamos cada balda de un color y para la trasera de los dos baúles escogemos el mismo tono.

Paso 3
Para que los baúles se conviertan en pequeños roperos tendremos que colocarlos en posición vertical, apoyados sobre uno de sus laterales. En ese lateral fijamos cuatro pequeñas patas.

Paso 4
Una vez que el ropero esté en su posición final empapelamos los laterales y la parte superior con papel decorativo de motivos infantiles. Aplicamos la cola de empapelar en la tira de papel y la fijamos ayudándonos con un paño seco para arrastrar las burbujas de aire.

Paso 5
Sobre la base de papel podemos crear un diseño original que llame la atención de nuestros peques. Por ejemplo, podemos pegar una cenefa con las casitas de los enanitos.

Paso 6
Colocamos dos baldas en el interior de cada baúl apoyándolas sobre cuatro topes cada una y creamos un colgador para las perchas con el palo de un recogedor. Fijamos el palo entre los dos baúles con dos soportes para barras de cortina.

Paso 7
Con la pala del recogedor fabricamos unos simpáticos zapateros que sujetaremos en el interior de las puertas de los baúles con cinta adhesiva de doble cara.

Paso 8
Completamos nuestro ropero con algo que no puede faltar: las perchas. Combinarán perfectamente con el diseño infantil del mueble si las adornamos con abalorios de colores. Introducimos las bolitas de madera por el colgador de la percha y al colocar la última aplicamos un adhesivo de cianocrilato para que queden fijas.

De esta manera hemos transformado 2 baúles en un divertido armario ropero para los niños.

Tags relacionados baby ropero hacer armario