Muebles

Reciclar un armario para la ropa

Reciclar un armario para la ropa

Autor:

Reciclar un armario para la ropa. Un simple armario escobero se convertirá en un práctico armario para organizar esa ropa de uso común.

A la hora de organizar cualquier hogar no podemos olvidarnos de la ropa blanca: sábanas, mantas, manteles,... Con diferentes técnicas decorativas y utilizando colores luminosos, pintaremos el mueble para convertirlo en armario para la ropa de cama. Y a juego, la protagonista indudable de este armario para el ajuar: una cortina que colorearemos siguiendo la técnica del batik, un recurso decorativo muy antiguo, realizado con cera.

  • Herramientas
  • Lijadora
  • Atornillador
  • Paletinas
  • Rodillo
  • Plancha
  • Cortante
  • Tijera
  • Grapadora
  • Tijeras
  • Cortante
  • Materiales
  • Kit armario escobero
  • Esmalte satinado rosa y azul
  • Imprimación
  • Papel
  • Tela
  • Pintura para tela
  • Lámina de plástico adhesiva
  • Plantilla de cartón
  • Cera natural
  • Parafina
  • Papel de estraza
  • Fiselina
  • Barra de cortina
  • Alambre
  • Abalorios
  • Cola blanca
Paso a paso para reciclar un armario para la ropa:

Paso 1
Los kit para montar en casa un escobero como éste, están forrados con melamina, por lo que antes de pintarlo tendremos que pasar una lija fina para eliminar el brillo de toda la superficie y para que la pintura se adhiera mejor. Una vez lijado, aplicamos una mano de imprimación, dejamos secar y damos dos manos de esmalte satinado de color rosa en el interior del mueble y azul cielo en el exterior.

Paso 2
Cortando unas tiras con ondulaciones de una lámina de plástico adhesivo, creamos nuestras propias plantillas que colocaremos en los laterales.

Paso 3
Cubrimos de nuevo los laterales con un esmalte en color azul más oscuro de manera que cuando seque el esmalte y quitemos las plantillas se verá el azul más claro del fondo.

Paso 4
Pintamos una tela de algodón siguiendo la técnica del batik. Cortamos la pieza de tela, el doble de ancha que el frontal del mueble, la colocamos sobre una mesa y con una plantilla de cartón marcamos el dibujo deseado, en nuestro caso un caballito de mar. Para rellenar el hueco de la plantilla utilizamos cera y parafina a partes iguales derretidas al baño maría.

Paso 5
Aplicamos pintura para tela sobre toda la cortina. La diluimos en agua para que se extienda mejor y forme manchas de diferentes intensidades de color.

Paso 6
La pintura no atraviesa la cera por lo que conseguimos una reserva de color. Para eliminar la cera necesitaremos papel de estraza que colocaremos por encima y por debajo de la tela. Pasamos una plancha con calor seco y poco a poco el papel absorberá la cera hasta dejar el caballito de mar al descubierto.

Paso 7
Rematamos todo el perímetro de la tela con fiselina, una tira adhesiva que nos permite coger dobladillos utilizando sólo la plancha.

Paso 8
Escogemos colores que combinen con los del mueble y la cortina para decorar las baldas del armario.

Paso 9
En las dos esquinas superiores del mueble fijamos los soportes para la barra de cortina.

Paso 10
Antes de colocar la barra podemos decorar los dos extremos con un alambre en el que introducimos abalorios de plástico, consiguiendo así un accesorio con aires marinos. Lo retorcemos y lo fijamos a la barra.

De esta manera hemos convertido un armario escobero en un armario para la ropa de cama con toques marinos.

Tags relacionados armario reciclaje hacer armario