Muebles

Armario para la plancha

Armario para la plancha

Autor:

Restaurar un armario para la plancha. Con la técnica del estarcido vamos a crear un armario para la plancha.

Después de hacer la colada, dejamos que se seque y una vez seca, ¿qué hacemos con ella? En las casas grandes, los más afortunados tienen el típico cuarto para la plancha, un cuarto que, quienes viven en pisos con pocos metros, pueden reducir fácilmente a un pequeño armario como el que os mostramos. Dentro tendremos espacio para la plancha y para guardar la colada, y cuidaremos también su decoración. Utilizando materiales sencillos, como la tela de saco, conseguiremos un armario con mucho estilo. Además, aprenderemos la técnica del estarcido.

  • Herramientas
  • Grapadora
  • Atornillador
  • Pinceles para estarcido
  • Paletina y rodillo
  • Cortante
  • Materiales
  • 1 kit para montar una pequeña estantería
  • Un armario ropero
  • Tela de saco
  • Dos tableros que encargamos a la medida y con el diseño de una tabla de planchar (también podemos reciclar una vieja tabla de planchar)
  • 2 topes metálicos con muelles
  • Funda para la tabla de planchar
  • Plantilla y pintura para estarcir
  • Papel de empapelar
  • Cola de empapelar
  • 4 ruedas con frenos
  • Selladora
  • Esmalte satinado rojo
  • Adhesivo de montaje
Paso a paso para construir un Armario para la plancha:

Paso 1
Aplicamos una mano de imprimación o selladora por todo el exterior y todo el interior del armario ropero, a excepción del fondo, que empapelaremos. Una vez que se haya secado la imprimación damos dos manos de esmalte satinado de color rojo.

Paso 2
Esperamos a que la pintura se seque y seguimos trabajando. Forramos el fondo de armario con papel de empapelar. Extendemos la cola en el papel, y como si estuviésemos empapelando una pared de nuestra casa, colocamos las tiras de arriba hacia abajo y con un cepillo las pegamos bien arrastrando las burbujas de aire que pueden originar las temidas arrugas. A la hora de medir el papel dejaremos un pequeño sobrante para tener margen de maniobra. Cuando la cola haya secado lo cortaremos con una cuchilla.

Paso 3
Sustituimos el cristal de las puertas del ropero por tela de saco que fijaremos por la parte interior con grapas. En caso de que la puerta no tenga el hueco del cristal, sujetaremos la tela por el frontal y cubriremos las grapas pegando con adhesivo para tela una cinta que combine con el saco.

Paso 4
Decoramos la tela de saco con la técnica de estarcido. Colocamos una plantilla sobre la tela. Para que no se mueva la fijamos con una cinta adhesiva. Con un pincel para estarcido aplicamos, dando golpecitos secos, la pintura sobre el dibujo de la plantilla. Son muy importantes los toques con el pincel, si lo arrastramos sobre la plantilla no conseguiremos el efecto deseado.

Paso 5
Reciclamos una tabla de planchar o encargamos una pieza similar pero cortada por la mitad. La parte recta la pegamos con adhesivo de montaje sobre una estantería.

Paso 6
La otra parte de la tabla, la que tiene forma de lengua, la instalamos en un lateral de la encimera con dos topes de muelles para que pueda levantarse y bajarse. Para colocar estos topes resultará más cómodo dar la vuelta a la estantería y apoyarla sobre una mesa.

Paso 7
Una vez que tengamos la estantería con la tabla de planchar encima, fijamos 4 ruedas para sacar y meter al armario esta pieza. Es muy importante que las ruedas tengan freno para que mientras estemos planchando no se muevan.

Paso 8
Terminamos cubriendo la tabla de planchar con una funda acolchada y elástica. Ya tendremos la tabla lista para sus uso.

De esta manera hemos transformado un armario en un armario para la plancha que hemos empapelado por dentro y al que hemos aplicado unas telas con la técnica del estarcido.

Tags relacionados armario plancha estarcido