Muebles

Cambiador baby

Cambiador baby

Partiendo de un viejo módulo de librería con una balda, conseguimos un bonito y original mueble.

 Una pieza práctica que viene fenomenal a las madres y los padres a la hora de cambiar el pañal a su bebé porque lo tienen todo a mano: la ropita, las toallas, los pañales,... De esta manera no descuidamos ni un sólo segundo al bebé que disfrutará, además, de un cómodo cambiador acolchado. Para decorar el mueble escogeremos muy bien los colores, buscando aquellos que llamen la atención del niño.

  • Herramientas
  • Lijadora
  • Atornillador
  • Paletinas
  • Rodillo
  • Grapadora
  • Cortante
  • Materiales
  • 1 viejo módulo de librería con una balda
  • 2 cajoneras
  • 1 barrita de madera
  • 4 ruedas, 2 con freno
  • 1 tablero de DM
  • Gomaespuma
  • 1 hule
  • Hojas de cuentos
  • Papel fino de manualidades
  • Plástico adhesivo
  • Cierre de cardillo
  • Selladora
  • Esmalte satinado de color azul
  • Cola blanca
  • Barniz
  • Cinta adhesiva de doble cara
  • Cubos de diferentes tamaños
Paso a paso

Paso 1
Lijamos el módulo con una lija fina para madera. En caso de reciclar un viejo módulo, de cocina o de librería, pasamos directamente a esmaltar con dos manos de esmalte satinado de color azul. Si es un kit nuevo para montar en casa aplicamos antes, como base, una mano de selladora.

Paso 2
Con cinta adhesiva de doble cara unimos entre sí dos cajoneras de madera que encontraremos en centros de manualidades. Igual que hemos hecho con el mueble, pintamos con esmalte satinado azul las partes de la cajonera que se verán una vez que esté montado el cambiador.

Paso 3
Utilizando cola blanca empapelamos el frontal de los cajones con papel fino de manualidades. Cortamos trocitos de papel y los pegamos montando uno sobre otro para que no se vea la base de madera. Una vez que la cola blanca esté completamente seca aplicamos dos manos de barniz incoloro sobre el papel.

Paso 4
Seguimos empapelando los laterales del mueble con hojas de cuentos infantiles. Para proteger bien el papel pegamos encima una lámina de plástico adhesivo, el material con el que se forran los libros del cole.

Paso 5
La balda del mueble la cubrimos con una pieza de hule que fijaremos por la parte inferior con grapas. Este material plástico facilita la limpieza.

Paso 6
Para conseguir una mayor estabilidad pegamos la balda con cinta adhesiva de doble cara en el interior del mueble, sobre la cajonera.

Paso 7
Con el mismo papel con el que hemos empapelado el frontal de los cajones, forramos una barrita de madera y la fijamos, con dos soportes para barras de cortina, en la parte inferior de la balda. Aprovechamos el atornillador para colocar también las cuatro ruedas. Deben tener freno para que el mueble no se mueva mientras cambiamos al bebé.

Paso 8
Preparamos una encimera acolchada sobre la que tumbaremos al bebé. Unimos un tablero de DM del tamaño del mueble a una pieza de gomaespuma de la misma medida. Lo tapizamos con más hule, que se limpia fácilmente, tensándolo bien y grapándolo a la madera.

Paso 9
Colocamos cierre de cardillo adhesivo, una cara bajo a encimera acolchada y la otra sobre el mueble. Para completar el cambiador podemos fijar con tirafondos unos cubos a ambos lados para ir depositando los pañales y las toallitas usadas.

Tags relacionados cambiador baby