Muebles

Carrito de cocina alicatado

Carrito de cocina alicatado

Autor:

Desde Decogarden os proponemos hacer un carrito de cocina alicatado. Partiendo de un carrito de cocina básico, lograremos un carrito de cocina original y personal.

Al decorar la cocina, más que en cualquier otra estancia de la casa, tenemos que ser muy prácticos. Acertaremos de lleno si incluimos en el mobiliario un carrito de cocina. Lo podemos personalizar nosotros mismos para que se integre y combine con el resto de los muebles y accesorios. Escogeremos materiales que, además de resultar estéticos, conviertan el carrito en una pieza funcional, para todo uso.

  • Herramientas
  • atornillador
  • cortante
  • pistola selladora
  • Materiales
  • carrito de cocina de madera
  • botes
  • tablero
  • una ramita
  • dos tubillones de aluminio
  • tirafondos largos y cortos
  • puntas
  • escarpias
  • baldosas
  • listones de madera
  • cola blanca
  • adhesivo de montaje
  • esmalte satinado
  • azulejos
Paso a paso para hacer un carrito de cocina alicatado

Paso 1
Con un tablero de DM crearemos una nueva encimera para el carrito de cocina. De esta manera tendremos más espacio para trabajar sobre él mientras estemos cocinando. Remataremos el tablero con unos listones de madera de pino. Los fijaremos por todo el perímetro utilizando cola blanca y clavando unas puntas con el martillo.

Paso 2
Antes de fijar la nueva encimera sobre el carrito lo pintaremos con esmalte satinado de color lila. Aplicamos dos manos de pintura, teniendo en cuenta que entre una y otra debemos lijar suavemente. Si las cestas de carro tienen también algún detalle en madera lo pintaremos del mismo color.

Paso 3
Mientras se seca bien la pintura aprovechamos para decorar la encimera que hemos realizado con el tablero. Cubrimos toda la superficie con azulejos creando un mosaico de dos colores: morado y lila. Para fijar los azulejos utilizaremos adhesivo de montaje. Los listones que hemos colocado antes por todo el perímetro del tablero nos servirán de tope para apoyarlos.

Paso 4
Dejamos que se seque el adhesivo de las baldosas y preparamos los botelleros que harán más funcional nuestro carrito. Colocamos en el lateral unas escarpias. Las pondremos en diagonal para que al colgar los botes queden inclinados y las botellas que introduzcamos estén en la posición adecuada.

Paso 5
Añadimos un nuevo accesorio: una barra para colgar los paños de cocina. La realizaremos nosotros mismos con una ramita. Tenemos que pelarla con un cortante para quitarle la corteza. Una vez pelada la lijaremos para quitar todas las asperezas.

Paso 6
Fijamos la rama en un lateral del carrito. Para ello, utilizaremos unos tubillones de aluminio que darán la separación necesaria entre la rama y el carrito. Escogeremos unos tirafondos suficientemente largos para que atraviesen la rama y los tubillones hasta fijarse en el carrito.

Paso 7
Colocamos la encimera que hemos alicatado sobre la encimera del carrito de cocina y la atornillamos por la parte inferior con cuatro tirafondos.