Muebles

Contenedor para reciclaje

Contenedor para reciclaje

Autor:

En Decogarden os enseñamos a construir un cajón contenedor para reciclar con espacio para depositar el papel, el plástico y el vidrio.

En muy poco espacio, dentro de un único contenedor, tendremos 3 cubos para depositar por separado envases, papel y vidrio.

Con el mueble que os proponemos podremos separar cómodamente la basura para su posterior reciclaje, contribuyendo así a mejorar nuestro medioambiente. Este útil contenedor se convertirá en un elemento decorativo para la cocina, de manera que nadie se imaginará que guardamos dentro la basura para reciclar.

DecoCuriosidades

Vivimos la cultura de usar y tirar, y de esta manera sólo conseguiremos acabar poco a poco con los recursos y las energías naturales. Cada ciudadano genera 1 Kg. de basura al día. El 90% de la basura doméstica se puede reciclar, por eso es importante que la separemos y la depositemos en los contenedores especiales para cada residuo. Los diferenciaremos por su color:

- amarillo-envases
- azul-papel
- verde-vidrio

Si recicláramos la décima parte de los periódicos editados durante un año salvaríamos 700.000 árboles. Es importante que no nos olvidemos de reciclar las pilas. Contienen sustancias altamente contaminantes, especialmente las pilas-botón. Una sola de estas pilas puede contaminar más de 500.000 litros de agua. Tanto para estas pilas como para las convencionales existen también contenedores de recogida.

  • Herramientas
  • Sierra de mano
  • Lija de mano fina para madera
  • Atornillador
  • Paletinas, rodillos y cubetas
  • Espátula
  • Materiales
  • Cajón o baúl de madera
  • Láminas de revestimiento de PVC para el suelo
  • 4 ruedas
  • Tirador
  • ¿L¿ de aluminio
  • 3 cubos de plástico
  • Selladora
  • Esmalte satinado
  • Adhesivo de contacto
  • Adhesivo para metales de dos componentes
Paso a paso para construir un contenedor para el reciclaje en casa:

Paso 1
Lijamos el baúl de madera con lija de mano por dentro y fuera.

Paso 2
Con un trapo quitamos el polvo que queda tras haber lijado. Una vez que la superficie esté limpia, aplicamos una mano de selladora por toda la superficie lijada. Para cubrir bien los ángulos interiores utilizamos primero una paletina. El resto de las superficies las pintamos con un rodillo.

Paso 3
Una vez que la selladora haya secado aplicamos de la misma manera dos manos de esmalte satinado. Dejamos que la pintura seque bien y, entre mano y mano, lijamos con la misma lija fina.

Paso 4
De láminas de PVC de las que se utilizan habitualmente para revestir y decorar los suelos, cortaremos piezas para decorar y proteger la tapa del contenedor. Al ser un material plastificado se puede limpiar cómodamente. Colocamos dos piezas de diferente color y del tamaño de la tapa una sobre otra, y las sujetamos bien con cinta de carrocero para que no se muevan. Realizamos un dibujo sobre las láminas de PVC y recortamos con una cuchilla siguiendo la línea marcada.

Paso 5
Mezclamos las piezas de un color con las del otro y las unimos entre sí como si fuera un puzzle. Una vez obtenida la pieza bicolor aplicamos el adhesivo tanto en la lámina de PVC como en la tapa con una espátula.

Paso 6
Dejamos que trascurran unos 10 minutos y unimos las dos piezas. La lámina se adhiere mejor si presionamos con un paño.

Paso 7
Rematamos los cantos, todo el borde de la tapa del baúl, pegando con adhesivo de dos componentes una L de aluminio.

Paso 8
Fijamos con tirafondos el tirador para poder abrir la tapa cómodamente. Escogemos una pieza metálica que combine con las esquineras y con el estilo moderno y desenfadado del mueble.

Paso 9
De la misma forma, con tirafondos, colocamos las 4 ruedas sobre las que se apoyará el contenedor.

Paso 10
Encajamos en el interior del contenedor los 3 cubos que nos servirán para separar la basura y poder reciclar papel, vidrio y envases.

De esta manera hemos convertido un baúl en un contenedor para el reciclaje perfecto para poner en la cocina.

Tags relacionados contenedor reciclaje