Muebles

Hacer una mesa de juegos para niños

Hacer una mesa de juegos para niños

Autor:

Descubre cómo hacer una mesa de juegos con este sencillo trabajo de Decogarden. Una mesa infantil para completar la decoración de cualquier habitación infantil.

Nuestros muebles además de resultar decorativos pueden ser funcionales: cuantos más usos podamos darles, mejor. Un ejemplo claro es la mesa de centro que conseguiremos con un armario de cocina. Además de cumplir las función habitual de cualquier mesita de centro, se convertirá en un tablero para jugar al 3 en raya. Completaremos nuestra mesa de juegos con un divertido expositor lleno de bolas de diferentes colores.

  • Herramientas
  • Atornillador
  • Grapadora
  • Lijadora con lija de grano fino para madera
  • Rodillo
  • Materiales
  • 1 módulo de cocina para reciclar
  • 1 tablero de DM
  • 1 lámina de plástico semi-rígido
  • Antideslizantes para la bañera
  • 2 toalleros
  • 4 ruedas
  • Bolas de plástico
  • Cinta adhesiva de colores
  • Lámina adhesiva efecto metálico
  • Imprimación
  • Esmalte satinado de diferentes colores
  • Adhesivo de montaje
  • Silicona translúcida
Paso a paso para hacer una mesa de juegos infantil

Paso 1
Lijamos todo el módulo, un mueble de cocina con dos puertas, que vamos a convertir en una original mesa de juegos. De la misma manera lijamos un tablero de DM con el que cubriremos el hueco de una de las puertas. Después de lijar, aplicamos una mano de imprimación y cuando haya secado pintaremos con esmalte satinado. El tablero de color gris y el módulo, morado por fuera y lila por dentro.

Paso 2
Forramos el fondo del mueble con una lámina adhesiva de efecto metálico. Con un paño seco extendemos cómodamente la lámina eliminando las burbujas de aire.

Paso 3
El exterior que hemos pintado de color morado lo rematamos con unas cintas adhesivas de diferentes colores. Es importante que contrasten sobre el morado.

Paso 4
Con la misma cinta adhesiva decoramos también el tablero y lo fijamos con adhesivo de montaje en el lugar de una de las puertas del mueble. Sobre el tablero creamos el juego 3 en Raya con piezas antideslizantes para bañeras.

Paso 5
La otra puerta la conservamos y antes de colocarla en sus bisagras colocamos de nuevo el cristal que habíamos retirado para pintar el marco. Aplicamos silicona por todo el perímetro del marco y reforzamos la fijación clavando unas puntas. Si apoyamos el martillo sobre el cristal y lo deslizamos suavemente evitaremos impactos peligrosos.

Paso 6
Bajo esta puerta acristalada colocaremos un original expositor. Para crearlo realizamos cuatro pliegues en una lámina de plástico semi-rígido, y en cada pliegue doblamos hacia el otro sentido unas pequeñas pestañas.

Paso 7
Esas pestañas nos sirven para grapar el cajón de plástico rígido por la parte interior de la puerta acristalada. Pero antes de grapar la última pestaña introducimos varias bolas de colores.

Paso 8
Una vez que tenemos la puerta con el expositor la fijamos de nuevo a sus bisagras atornillándola.

Paso 9
Si queremos que la mesa sea móvil atornillaremos cuatro ruedas en la base y para desplazarla cómodamente instalaremos dos toalleros, uno a cada lado de la mesa, a modo de asas.