Muebles

Secreter empapelado

Os proponemos que recicléis un mueble que vuelve a estar muy de moda: el secreter. En su día se utilizaba para escribir cartas pero, con el correo electrónico y el teléfono móvil, la costumbre de cartearnos se está perdiendo. De todas formas, a nuestros buzones sigue llegando correspondencia y un secreter como éste nos servirá para guardarla, clasificarla y tenerla siempre a mano. Para darle un aspecto más moderno: sólo tenemos que decorarlo con un poquito de imaginación.

  • Herramientas
  • Lijadora
  • Atornillador
  • Paletinas
  • Batidora
  • Palangana
  • Colador
  • Materiales
  • 1 viejo secreter
  • Esmalte satinado de diferentes colores
  • Cajitas de madera
  • Barniz
  • Papel fino para reciclar
  • Papel de periódico
  • Bayetas
  • Tela imitación a cuero
  • Adhesivo de contacto
  • Cola blanca
Paso a paso

Paso 1
La vieja pintura del secreter nos servirá de base para pintar, pero antes pasamos una lija de grano fino para madera por toda la superficie. Una vez que hayamos lijado aplicamos mediante brochazos diferentes colores de esmalte satinado.

Paso 2
Esperamos a que todos los colores se hayan secado y cubrimos toda la superficie con un solo color, el marfil. Damos dos manos para tapar bien las tonalidades del fondo.

Paso 3
Con una lija fina para pintura desgastamos el esmalte de color marfil por diferentes zonas, de manera que dejaremos al descubierto todas las tonalidades.

Paso 4
El frontal de la tapa del secreter lo decoramos con papel artesanal. Para conseguirlo cortamos trocitos de papel los metemos en la batidora con agua y los trituramos.

Paso 5
Cuando notemos que el papel se ha deshecho lo suficiente, extraemos de la batidora la masa resultante y la colamos para retirar todo el agua sobrante.

Paso 6
En una mesa colocamos hojas de periódico y una bayeta. Sobre ella colocamos la masa y la extendemos con las manos. La cubrimos con otra bayeta y más hojas de periódico. Ponemos encima bastante peso para que se seque bien. Esperamos varios días, cuanto más grueso sea el papel más días, y de vez en cuando cambiamos las hojas de periódico por otras secas.

Paso 7
Una vez que el papel se haya secado cortamos piezas de diferentes tamaños y con cola blanca las pegamos en el frontal de la tapa del secreter. De la misma forma decoramos las cajitas de madera que servirán de prácticos accesorios para nuestro mueble.

Paso 8
Damos la vuelta a la tapa y por el interior la forramos con tela que imita al cuero. Para fijarla aplicamos adhesivo de contacto.

Tags relacionados secreter empapelado