Muebles

Silla con pasamanería

Silla con pasamanería

Autor:

A continuación os mostramos cómo hacer una silla con pasamanería. Veremos cómo renovar unas sencillas sillas de madera para darles un estilo más actual y moderno.

Para que un almuerzo o una cena sea todo un éxito y nos sintamos a gusto tenemos que combinar 3 elementos importantes: buena compañía, un menú sabroso y una decoración agradable, empezando por las sillas en las que nos vamos a sentar para comer. Además de cómodas, serán especiales. Para ello os enseñamos una curiosa técnica de pintura y de pasamanería. Con unos simples tiras de tela que iremos entrelazando sobre el asiento de las sillas conseguiremos un aspecto original y lleno de color.

  • Herramientas
  • Lijadora
  • Grapadora
  • Cortantes
  • Paletinas
  • Materiales
  • 1 silla
  • Gomaespuma
  • Esmalte satinado de varios colores
  • Tela
  • Lazos de tela
  • Cinta decorativa
  • Adhesivo de contacto
  • Adhesivo para tela
Paso a paso para hacer una silla con pasamanería

silla con pasamaneríaPaso 1
Si vamos a reciclar una silla que ya estaba barnizada, es recomendable que pasemos una lija de grano fino para madera por toda la superficie antes de pintar. Una vez que la hayamos lijado aplicaremos el esmalte satinado. Cubrimos "a brochazos" todo el armazón de la silla combinando los colores que queramos. El asiento no lo pintamos.

silla con pasamaneríaPaso 2
Después, pintaremos por encima con dos manos de esmalte satinado de color marfil. Así esconderemos los colores que hemos aplicado antes.

silla con pasamaneríaPaso 3
Cuando el esmalte haya secado perfectamente, con una lija de grano fino para madera desgastamos el color marfil por algunas zonas, dejando al descubierto los otros colores.

Paso 4
Con adhesivo de contacto fijamos una pieza de gomaespuma sobre el asiento. La cortamos exactamente de la misma medida que el asiento y aplicamos el adhesivo tanto en la gomaespuma como en la silla. Minutos más tarde ya lo podemos pegar.

Paso 5
Cubrimos la gomaespuma del asiento con una pieza de tela: una loneta de color marfil que grapamos por todo el perímetro de la silla.

Paso 6
Adornamos la loneta con unos lazos de colores; unos en un lateral y otros en el frontal de la silla. Lo importante es que los grapemos muy juntos unos de otros y combinemos diferentes colores y medidas. Y una vez que los tenemos así, fijamos los del frontal también a la parte trasera.

Paso 7
Ya tenemos la base para ir entrelazando los lazos del lateral. La técnica es sencilla. Para que no se muevan una vez entrecruzados, tomamos el primer lazo y lo pasamos por los que están fijos al asiento dejando uno por arriba y otro por abajo, y así sucesivamente. El siguiente lazo los entrecruzamos a la inversa , uno por abajo y otro por arriba¿ y seguimos la serie hasta fijar todos los lazos de un lateral en el otro lateral de la silla.

Paso 8
Si nos ha quedado algún sobrante de los lazos lo cortamos con la tijera. Remataremos todo el perímetro con una cinta decorativa que pegaremos con adhesivo para tela.