Muebles

Vestidor con ventana y cortina

Para que podáis disfrutar de un vestidor en vuestro dormitorio aunque no dispongáis de mucho espacio, os proponemos uno que ocupa más o menos lo que un pequeño armario ropero. Además, lo iluminaremos con la luz natural de nuestro dormitorio.Uno de los lados lo haremos con una puerta con ventanitas. Para aligerar aún más este vestidor la puerta será una cortina y dentro tendremos hueco para todo nuestro vestuario: ropa, calzado y accesorios.

  • Herramientas
  • lijadora
  • atornillador
  • plancha
  • cortante
  • paletina
  • Materiales
  • módulos de melamina
  • 1 puerta
  • 4 patas
  • láminas adhesivas
  • lámina electroestática
  • 2 planchas de plástico rígido azul y transparente
  • 2 barras de cortina
  • 1 tablero
  • perchas metálicas
  • esmalte satinado
  • tela
  • fiselina
  • 4 topes para barras
  • adhesivo de montaje transparente
Paso a paso

Paso 1
Con la ayuda de un taladro atornillador, fijamos 4 patas en la base del módulo de melamina que colocaremos de manera horizontal.

Paso 2
Colocaremos las láminas adhesivas una encima de otra, dibujaremos sobre la superior la figura que más nos guste y la recortaremos utilizando el cortante; así obtendremos la misma figura en diferentes colores. Las pegaremos presionando con un trapo a fin de evitar la formación de burbujas. De esta manera decoraremos los laterales del módulo vertical. Con el atornillador, en uno de los laterales de éste instalaremos un tope de cortina, en la pared colocaremos otro al mismo nivel y los uniremos con una pequeña barra de cortina de la que colgaremos las perchas.

Paso 3
Forraremos las baldas con otras láminas adhesivas. Dejaremos un sobrante lo suficientemente grande como para que podamos forrar el canto que vaya a quedar a la vista. También utilizaremos un trapo para evitar la formación de arrugas o burbujas.

Paso 4
Con adhesivo de montaje, fijaremos el módulo vertical sobre el horizontal. La superficie que nos queda libre la decoraremos con una plancha de plástico rígido que también pegaremos con adhesivo de montaje.

Paso 5
Es el turno de la puerta. Lo primero que haremos será quitarle los viejos cristales. La lijaremos con la lijadora delta provista de una lija apropiada para la madera.

Paso 6
Para pintarla, recortaremos los ángulos con una paletina y el resto de la puerta lo pintaremos con un rodillo. En nuestro caso nos hemos decantado por un esmalte satinado de color rojo.

Paso 7
Decoraremos una plancha de plástico rígido transparente con una lámina electroestática. Utilizaremos una pequeña pieza de plástico para evitar cualquier imperfección.

Paso 8
Con el taladro provisto de una punta para atornillar, colocaremos un tope de barra de cortina en una de las esquinas superiores de la puerta.

Paso 9
Para cubrir las ventanas de la puerta pegaremos, con adhesivo de montaje, una plancha de plástico que sustituirá a los viejos cristales.

Paso 10
Con la tela haremos una cortina y para no tener que coser los dobladillos, la remataremos con fiselina. Para que la fiselina se adhiera en ambos lados del dobladillo, aplicaremos calor con una plancha. Calor sin vapor.

Paso 11
Colocaremos la barra de cortina encajándola en el tope que hemos instalado en la puerta y otro que hemos puesto en la pared. De esa barra colgaremos la cortina que hemos confeccionado y ya tendremos un alegre vestidor en nuestro dormitorio.

Tags relacionados vestidor ventana cortina