Muebles

Biombo tejano

Con el más puro sabor del lejano Oeste crearemos nuestra propuesta decorativa. Se trata de un biombo móvil que podremos utilizar como vestidor, por ejemplo. Lo haremos utilizando tres bastidores para cuadros, que completaremos con un baúl para guardar todo lo necesario. El toque final se lo daremos tapizando la pieza central del biombo con retales de viejos pantalones vaqueros.

  • Herramientas
  • Taladro
  • Lijadora delta
  • Paletina
  • Cubetas
  • Martillo
  • Grapadora
  • Rodillo de espuma
  • Materiales
  • 3 bastidores para cuadros
  • 1 baúl de madera
  • Loneta
  • Retales de pantalones vaqueros
  • Pintura plástica azul y marfil
  • Betún de Judea
  • Barniz incoloro
  • Selladora
  • 4 ruedas
  • Lámina decorativa
  • Cinta de carrocero
  • 6 bisagrasTela vaquera
Paso a paso

Paso 1
Comenzaremos nuestro trabajo de decoración lijando con la lijadora y una hoja de grano fino el baúl, los bastidores y el tablero de ocume, y aplicándoles con una paletina una mano de imprimación.

Paso 2
A continuación, pintaremos el interior del baúl y del tablero con una pintura plástica color marfil, y el exterior del baúl y los bastidores con pintura color azul. Cuando la pintura se haya secado, lijaremos todas piezas azules con la lijadora y les aplicaremos betún de Judea para "envejecerlas".

Paso 3
Después de barnizar todo el conjunto para garantizar una perfecta conservación, fijaremos el tablero al bastidor más grande, que será el central, con cola blanca y puntas, y lo uniremos a los bastidores laterales con bisagras: dos bisagras por unión. Emplearemos el taladro atornillador.

Paso 4
Cubriremos los bastidores laterales con una tela de loneta por el interior y otra por el exterior, que tensaremos y graparemos a la estructura. Decoraremos las lonetas de la siguiente manera: delimitaremos con cinta de carrocero la zona a pintar y aplicaremos pintura plástica con un rodillo de espuma.

Paso 5
Es el momento de ocuparnos de nuestro bastidor central: forraremos la parte exterior del tablero de ocume con tela vaquera, sobre la que pegaremos con cola de contacto retales de vaqueros viejos.

Paso 6
Por la interior optaremos por una solución bien distinta: pegaremos en la parte superior del tablero una lámina decorativa que reproduce un tótem indio.

Paso 7
Dotaremos de movilidad a nuestro biombo tejano con una solución sencilla: atornillaremos en los extremos de los bastidores exteriores y en baúl unas ruedas; una en cada bastidor y dos en el baúl.

Paso 8
Y ya sólo nos queda el remate final: terminaremos el cambiador vaquero tirafondeando el baúl al tablero del bastidor central.

Tags relacionados biombo tejano