Muebles

Elegir un sofá

Elegir un sofá

Autor:

El sofá es una pieza clave del salón y su elección es muy importante. A la hora de escogerlo tenemos que tener en cuenta varios factores como el tamaño, la estructura o el material entre otras cosas.

El salón es una de las estancias de la casa donde más horas pasamos, así que hay que procurar elegir un sofá confortable, acorde con las necesidades de cada uno. Si no sueles pasar mucho tiempo en casa o en el salón quizá puedas permitirte alguna excentricidad, pero siempre es mejor anteponer la comodidad a cualquier gusto estético. También hay que tener claro que un sofá es una inversión y que formará parte del salón durante mucho tiempo, por eso hay que seleccionar una estructura y un material resistente.

Por otro lado, tenemos que tener en cuenta la decoración de la estancia y otros factores como la distribución, la forma del salón, el estilo, el espacio, el color, la luz... Hoy en día existen distintos tipos de sofás, una gran variedad de modelos entre los que buscar el más adecuado para cada salón.

Si tienes poco espacio, puedes optar por un sofá pequeño de dos plazas y un sillón, o un sofá rinconero. El sofá cama también puede ser muy útil para casas pequeñas. Si por el contrario tienes un salón grande, tienes más opciones, como los sofás en forma de L o U, de líneas redondeadas, o los sofás con "chaise longue".

En cuanto al color, busca un tono adecuado al resto de la decoración. Los materiales claros son más delicados y difíciles de mantener, sobre todo si hay niños o animales en casa, pero aportan más luminosidad a la estancia, sobre todo si es pequeña. En estos casos, además, es mejor descartar los estampados y optar por texturas lisas y refinadas.

La tapicería es otro de los factores que definen el estilo. Los sofás de piel, por ejemplo, aportan mucha elegancia y se adaptan muy bien tanto a los espacios modernos como a los clásicos. Son muy comunes en espacios de diseño minimalista, pop, retro... Las fibras naturales son muy versátiles y se adaptan a casi cualquier estilo, aunque su uso destaca en ambientes de tipo rústico, zen o étnico.

Por último, antes de salir en busca del sofá perfecto, no olvides medir bien la estancia donde quieres ubicarlo para elegir el tamaño adecuado. Ten en cuenta que además de lo que ocupe el sofá tienes que dejar al menos 80 cm. de separación con el resto de los muebles para permitir una circulación cómoda en la estancia. Para que sea más fácil elegir, puedes llevar una foto o un plano del salón o un panel de inspiración realizado por ti.