Ecología

Puntos limpios para reciclar residuos especiales

Puntos limpios para reciclar residuos especiales

Autor:

Los puntos limpios para reciclar residuos especiales son la solución perfecta para proteger el medio ambiente, pero ¿qué llevamos allí?

Hoy en día, muchas personas están concienciadas con la necesidad de reciclar la basura. Por ello, en sus propios hogares hacen una selección de los desechos para luego llevarlo a los contenedores correspondientes y realizar un buen reciclaje contribuyendo con ello a mejorar el medio ambiente. Pero a veces nos encontramos con residuos que por su volumen o por su peligrosidad no tienen un contenedor específico en la calle y hay que llevarlo a los llamados puntos limpios.

Las instituciones públicas han impulsado los Puntos Limpios para que los ciudadanos podamos depositar los residuos especiales para los que no existe un contenedor. Un gestor autorizado los llevará después a una planta de tratamiento específico donde existen contenedores para la línea marrón, en los que se tiran televisores, mini cadenas, ordenadores, etc; la línea blanca para electrodomésticos o contenedores especiales para fluorescentes o baterías.

La lista de desechos que se pueden depositar en los puntos limpios es muy amplia, aunque conviene informarse antes de acudir a ellos. Hay establecidas cantidades máximas de residuos por entrega y día:

  • Vidrio
  • Metales
  • Madera
  • Ropa usada
  • Aceites vegetales usados
  • Residuos eléctricos y electrónicos
  • Teléfonos móviles
  • Cartuchos de tinta de impresora
  • Residuos voluminosos: Muebles, electrodomésticos, colchones, cajas, marcos y puertas, etc.- Escombros de obras domésticas 
  • Residuos de jardinería
  • Residuos peligrosos: aceite usado de cárter, baterías de automóvil, pilas, medicamentos, aerosoles, radiografías, tubos fluorescentes, pinturas, barnices y disolventes. 
Sólo tienes que buscar el Punto Limpio más cercano a tu hogar. A la entrada del recinto un operario toma nota de los residuos que llevas y te informa sobre dónde y cómo depositarlos. Con tu propio vehículo entra dentro y sigue unas señales horizontales y verticales que te guiarán hasta el lugar exacto. La recogida de estos residuos no la realiza ningún operario, eres tú mismo mismo el que debe desplazarse hasta el punto limpio para dejar el desecho. La instalación no presenta ningún riesgo de toxicidad para la salud, todos los residuos están controlados.