Ecología

Reciclar residuos eléctricos y electrónicos

Reciclar residuos eléctricos y electrónicos

Autor:

¿Sabes cómo reciclar los residuos eléctricos y electrónicos? A continuación te damos todas las claves. 

Los aparatos eléctricos y electrónicos (AEE) son todos los que necesitan una corriente eléctrica para su funcionamiento. Cuando finaliza la vida útil de estos se convierten en Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEEs), los cuales tienen que ser tratados de manera especial debido a que contienen componentes muy toxicos.

Para que nos hagamos una idea de la importancia que tiene el reciclaje de esos aparatos, si uno solo es altamente contaminante, en España, las familias producen más de 100.000 toneladas de basura electrónica cada año siendo el en conjunto de Europa 7,4 millones de toneladas.

Los aparatos eléctricos y electrónicos no pueden depositarse en los contenedores de basura normal, debiendo retirarse en los puntos autorizados. Entonces, ¿Qué hacemos con ellos? La respuesta es reciclarlos. La mayoría de los aparatos de uso diario como televisores, pantallas de ordenador, móviles, CPUs, etc. están diseñados para durar un determinado tiempo. Pero después de este periodo de vida útil se les puede dar una segunda oportunidad.

Un ejemplo es el proyecto Ecovitrum, en Valencia. Este proyecto consiste en el reciclaje de pantallas de televisión y monitores de ordenador obsoletos. El proceso que siguen esos aparatos es el siguiente.

1- Se depositan en puntos especiales de recogida (Ecoparques)

2- En la planta de selección separan metales y plásticos que pueden utilizarse de los vidrios TRC, utilizados en los monitores.

3- Estos últimos se llevan a una planta especial de tratamiento donde se transforman en materias primas.

4- Estas materias primas se utilizan para elaborar materiales de construcción (cerámica, aislantes, resina, cemento)

Los teléfonos móviles también contienen gran cantidad de componentes que pueden ser perjudiciales para el medio ambiente, si no los desechamos correctamente, Desde hace varios años se lleva a cabo una Campaña de Recogida de Móviles en las poblaciones de más de 50.000 habitantes, donde se han ido instalando varios puntos de entrega y recogida en establecimientos y servicios técnicos.

Los residuos generados por los móviles se clasifican, por una parte en accesorios como el cargador y por otra en las propias terminales (carcasas, circuitos y baterías). Los plásticos y metales que componen estas piezas se triturarán en plantas especiales y se reutilizarán para la fabricación de nuevos teléfonos. De esta manera se recicla hasta un 95% de los componentes.