Ecología

5 trucos para mantener la casa caliente en invierno

5 trucos para mantener la casa caliente en invierno

Autor:

Hoy os presentamos cinco trucos para mantener la casa caliente en invierno. Y es que, si el frío no cesa y el precio de la energía sigue subiendo… ¡algo tendremos que hacer!

En otras ocasiones hemos hablado sobre cómo ahorrar con la calefacción, ahora os proponemos cinco trucos caseros para mantener la casa caliente en invierno durante más tiempo. Algunos de ellos son muy sencillos, por ejemplo: colocar papel de aluminio o una lámina reflectante en el radiador, y otros nos requerirán algún desembolso inicial, pero valdrá la pena.

5 trucos para mantener la casa caliente

1. Papel de aluminio o láminas reflectantes

Es una forma sencilla de evitar la pérdida de calor de los radiadores y que podemos colocar fácilmente en casa como vimos en este briconsejo de Bricomanía. Se trata de la instalación de un panel reflectante para el radiador con el que conseguiremos proyectar el calor hacia la habitación, evitando que se filtre por la pared.

2. No coloques muebles delante de los radiadores, pero si encima

Si colocamos muebles grandes delante de los radiadores, como el sofá, estos absorben todo el calor y no permiten calientar la estancia. Sin embargo, cuando tenemos una casa de techos altos, se puede colocar un estante encima del radiador para canalizar mejor el calor. Una repisa encima de la calefacción hará que se detenga la elevación del aire caliente, sobre todo si está debajo de una ventana.

3. Cortinas, mejor gruesas

Y es que, la ventana es una de las principales causas de fuga del calor. Si utilizamos cortinas con forro térmico evitaremos que se escape el calor en invierno y que entre en verano. Si no, siempre podemos utilizar cortinas gruesas o cubrir las que tenemos con materiales polares o plásticos. Si en nuestra casa se abre y cierra mucho la puerta, unas cortinas gruesas en la puerta de entrada evitarán que entre el frío.

4. Aprovecha los recursos naturales

Si hace sol, deja que la luz entre por la venta. ¡Es gratis! Sin embargo, no te confíes y abras todas las ventanas. Aunque entren los rayos del sol la temperatura exterior seguirá siendo más baja que la que tenemos en el interior del hogar. Eso sí, una vez que el sol se vaya, cierra las cortinas y en caso de utilizar persianas, bájalas también.

5. Tapar las corrientes de aire

Utiliza burletes en puertas y ventanas para evitar corrientes de aire. En el suelo, utiliza alfombras y si hay grietas o huecos en el suelo, no es mala idea aplicar un poco de relleno en ellos como vimos en este otro consejo de bricolaje.

Y recuerda, el termostato debe estar a la temperatura adecuada. Para no derrochar energía el termostato no debe superar los 21ºC, considerada la temperatura ideal. Aunque es cierto que la temperatura puede variar de unas habitaciones a otras. Por ejemplo, en el cuarto de baño puede superar esta temperatura hasta los 22ºC y las habitaciones que no usamos oscilar hasta los 18ºC.