Ecología

Cómo aprovechar los restos de jabón de manos

Cómo aprovechar los restos de jabón de manos

Autor:

¿Te has preguntado alguna vez cómo aprovechar los restos de jabón de manos que son demasiado pequeños? A continuación te damos diferentes trucos para reutilizarlos. ¡No te lo pierdas!

Seguro que más de una vez has terminado tirando los pequeños trozos de jabón de manos a la basura por no saber qué hacer con ellos. Además, con la humedad, se van acumulando en la jabonera y se queda todo perdido. Sin embargo, existen diferentes formas de aprovechar los restos de jabón de manos y darles una nueva vida, mucho más cómoda, y utilizarlos día a día. 

Conviértelo en gel de ducha

Guarda todos los restos de jabón que tengamos por casa en un bote. Una vez acumulado lo suficiente, córtalo en pequeños trozos. Necesitarás 120g de jabón por cada 1.12 litros de agua, aproximadamente una proporción de 1:9. Ponlo en una cazuela con agua destilada a fuego lento. Remueve el agua y el jabón hasta que esté completamente disuelto. Déjalo reposar de 12 a 24 horas y finalmente guárdalo en un recipiente adecuado. 

Conviértelo en jabón líquido para las manos

A diferencia del gel de ducha, el jabón líquido para las manos necesitará una mayor proporción de agua. Así, por cada 120g de jabón necesitarás 1.44 litros de agua, una proporción aproximada de 1:12. Después realizaremos el mismo procedimiento de cortar en pequeños trozos, mezclar a fuego lento con agua y dejar reposar entre 12 y 24 horas.

Conviértelo en crema de afeitar

En este caso, a diferencia que las dos mezclas anteriores, vamos a necesitar muy poca agua y la proporción será 1 de jabón por 3 de agua. Aproximadamente, por 120g de jabón necesitarás 360ml de agua. La mezcla resultará un tanto viscosa y densa, perfecta para depilarse o afeitarse el rostro. El proceso de elaboración es el mismo que en el anterior: ponlo en una cazuela con agua destilada a fuego lento, remueve hasta que esté completamente disuelto y déjalo reposar de 12 a 24 horas. Este jabón es recomendable utilizarlo en los dos o tres días siguientes a su elaboración.

Conviértelo en jabón para la cara

Si simplemente nos dedicamos a rallar los diferentes cachitos de jabón y conservarlo en un bote de cierre hermético, que lo mantenga alejado de la humedad, podremos cogerlo en pequeñas cantidades para limpiarnos la cara con ayuda de una esponja facial. 

De esta forma tan sencilla hemos conseguido aprovechar los resto de jabón de manos y alargar un poco su vida. Eso sí, tenemos que tener en cuenta que estas nuevas fórmulas no tienen un conservante añadido, por lo que tendremos que empezar a utilizarlo inmediatamente después de hacerlo y procurar no realizar grandes cantidades. 

Tags relacionados jabón jabón casero reciclaje