Economía

Poner una reclamación II

Poner una reclamación II

Autor:

En caso de que vulnerar tus derechos como consumidor debes solicitar la hoja de reclamacionesSupongamos que nos han vendido una prenda en mal estado y tras quejarnos verbalmente en el comercio, la encargada de la tienda se niega a cambiarle la prenda o devolverle el dinero. En este caso debe solicitar la hoja de reclamaciones:

  • En el impreso encontrará un espacio reservado para que exponga los motivos de la queja. Hay que ser claro y exponer de forma concisa la razón que ha provocado nuestra insatisfacción.
  • Debemos indicar la fecha y hora en la que sucedieron los hechos. Es muy importante para la comprobación posterior.
  • Hay que guardar todos los documentos que sirvan de prueba. La factura, el resguardo de la compra, la garantía, folletos publicitarios, etc.
  • Es importante hacer llegar cuanto antes la reclamación al organismo correspondiente. Si no sabemos donde mandarlo esactamente, podemos informarnos en las asociaciones de consumidores. Siempre se tratará del organismo público de la comunidad autónoma donde se encuentre el establecimiento.
  • Si queremos asegurarnos de que llegue a su destino, lo mejor es que nos personemos en las oficinas pertinentes. De esta manera, allí podrán sellarnos una copia y quedará constancia de que hemos entregado la reclamación. Si no nos es posible lo mejor es utilizar el servicio de fax público que ofrece Correos, denominado burofax.
  • A la hoja de reclamaciones hay que adjuntar todos los documentos que nos puedan servir como prueba, Lo mejor es entregar una fotocopia y guardar los originales hasta que nos los reclame el organismo competente.
  • Si el establecimiento es uno de los que no estan obligados a tener una hoja de reclamaciones, podemos escribir la queja en una carta, indicando nuestros datos personales y la identificacón del establecimiento. Debemos aportar los documentos y facturas correspondientes.
  • Cuando la reclamación llegue a su destino, la respuesta tardará entre cuatro y seis meses en producirse.
Consejos

Es aconsejable cumplimentar la hoja antes de abandonar el establecimiento y remitirla lo antes posible. Si el establecimiento se negase a facilitarnos las hojas podemos presentar la queja por el medio que se considere más adecuado. Es importante saber que la utilización de las hojas de reclamaciones no es incompatible con la formulación de una reclamación por otras vías legales, como la demanda judicial.

Aunque la hoja de reclamaciones no sea una solución a nuestras expectativas, no debemos dejar de presentarla. Nuestra queja contribuirá  a dejar constancia de la mala atención o servicio prestado por el comercio. Con nuestra reclamación evitaremos que otros consumidores pasen por la misma situación que nosotros.