Economía

La garantía de los productos

La garantía de los productos

Autor:

En ocasiones cuando adquirimos un producto desconocemos cuanto tiempo es válida la garantía o qué cubre esta. A continuación vamos explicar en que consiste la garantia de acuerdo con la normativa vigente.

De acuerdo con la Ley general para la defensa de las personas consumidoras y usuarias, todos los productos de consumo tienen una garantía legal, tanto si el vendedor nos informa de ella como si no y cualquier comprador tiene los derechos legales que reconoce la ley.

La ley establece que la duración de la garantía es de dos años desde la fecha de compra para productos nuevos. El comprador podrá acudir al vendedor o al fabricante del producto para hacer valer esta garantía. Si observamos algún defecto durante los seis primeros meses desde la entrega del producto, este defecto lo consideraremos de origen. En este caso el consumidor no deberá probar nada para que se le aplique la garantía. 

Si observamos el problema pasados esos seis meses, el vendedor o fabricante pueden exigirnos que demostremos que el fallo existía de origen e incluso nos pueden exigir informes periciales

Productos de segunda mano

En el caso de productos de segunda mano hay dos opciones: Si compramos el producto a un particular, la garantía será de seis meses. Si es a un establecimiento, esta será de un año. Algunos comerciantes pueden ofrecer una garantía que mejora o amplía la legal. En algunos anuncios se ofertan por ejemplo garantías de hasta 5 años. En el caso de las viviendas, la garantía puede ser de hasta 10 años.

Como consumidores, la garantía nos da derecho a que nos reparen el producto. También a sustituir el producto por otro nuevo (no es el caso de los de segunda mano). Podremos pedir una reducción del precio del producto. El consumidor puede elegir entre la reparación o el cambio del producto por otro nuevo, siempre y cuando no sea desproporcionado, es decir, el vendedor o fabricante puede negarse a cambiarnos el producto por otro nuevo porque este tenga un pequeño defecto. En este caso el consumidor podrá pedir una reducción del precio o resolver el contrato.   

En el caso de que haya una reparación o un cambio estos siempre serán totalmente gratuitos. Si hay un periodo en el que el consumidor está sin el producto la garantía de este se suspende durante dicho tiempo. Después de la reparación o el cambio el producto contará como mínimo con 6 meses de garantía, aunque quedase menos tiempo para que se cumpliese la garantía original.

Es importante saber además que si un producto no tiene documentos de garantía, se aplica directamente la ley. El consumidor debe conservar los documentos, si no tiene el comprobante de compra o factura serán suficientes. En caso de que no tengamos ninguna de las dos cosas, y lo hubiésemos pagado con tarjeta o mediante transferencia bancaria, podemos pedir al banco un justificante de pago que sirva como comprobante. En el caso de los productos de segunda mano cuya garantía esté vigente también pediremos un documento que justifique la compra.