Economía

Pedir un préstamo al banco

Pedir un préstamo al banco

Autor:

¿Quieres pedir un préstamo al banco? Planteate primero estas cinco preguntas.

Definitivamente, los tiempos en que cualquier banco concedía préstamos y créditos pasaron. En 2012, los bancos y financieras se lo piensan dos veces antes de conceder préstamos personales, créditos rápidos, etc., y han endurecido mucho sus condiciones, de forma que el usuario también ha aprendido la lección de que pedir un crédito no es una decisión sin consecuencias. 

¿En qué hay que pensar antes de pedir financiación? La web experta en finanzas HelpMyCash.com aconseja a los lectores de Hogarutil hacerse cinco preguntas antes de firmar:

1. ¿Lo necesito ahora mismo? ¿Realmente no puedo esperar a ahorrar? 

Es la pregunta clave. Financieramente, por norma es mejor comprar algo a tocateja que financiarlo a plazos, ya que difícilmente nos libraremos de los intereses, e incluso de comisiones y otros gastos. Por eso, antes de financiar la moto debemos plantearnos: ¿tiene que ser ahora? Si ahorrara cada mes, ¿cuánto tardaría en pagarla? La paciencia sale más barata que las prisas 

2. ¿He buscado otras ofertas y comparado lo suficiente? 

Si, por ejemplo, el concesionario de ofrece financiación para tu coche, no hay que aceptar a ciegas. ¿Cuál es el tipo de interés? Tal vez sea un abuso y en tu banco te ofrezcan algo mejor. Conviene preguntar y comparar préstamos. 

3. ¿Cuánto voy a pagar en intereses, comisiones y gastos? ¿Realmente te compensa pagar todo ese dinero de más? 

Haz números, no sólo de intereses, sino también de comisiones y gastos. Tal vez la cifra sea excesiva y prefieras replantearte el punto uno. Echa un vistazo a este artículo: puntos a tener en cuenta al pedir un préstamo

4. ¿Voy a poder pagar la cuota? 

Si prevés que puedes tener problemas en un futuro cercano para pagar la cuota, ¡no firmes! Debes tener bien claro que tendrás estabilidad laboral e ingresos suficientes para hacer frente al pago, de lo contrario la deuda se multiplicará y caerás en listados de morosos. 

5. ¿Comprendo lo letra pequeña del contrato? 

Si ya te has decidido por un préstamo determinado, tómate tu tiempo antes de firmar. El contrato sí está para leerlo, y cualquier cosa que no entiendas debes resolverla. No temas ser pesado/a, el personal bancario está para resolver tus dudas. 

Si la respuesta a todas estas preguntas es sí, estás preparado para pedir un crédito sin arriesgarte más de la cuenta. Recuerda que si te interesa ver qué ofrece el mercado actual, puedes ver las ofertas vigentes en nuestro comparador de créditos.