Economía

¿Qué es la eficiencia energética?

¿Qué es la eficiencia energética?

Autor:

Puede que el término os resulte familiar si habéis comprado algún electrodoméstico últimamente. Ahora la mayoría lleva una etiqueta que especifica su grado de eficiencia y lo mismo pasa con los certificados de edificios, obligatorios para vender o alquilar cualquier vivienda desde el 1 de junio de 2013. La eficiencia energética es eso y más y en este artículo vamos a repasar sus características básicas.

Definición

Es el nombre que le damos al conjunto de medidas que se toman para conseguir optimizar la energía, de forma que su consumo disminuye pero se consigue el mismo resultado final.

Se trata de conseguir el mismo uso de cierto aparato eléctrico con menos gasto y por lo tanto menos coste, menos impacto medioambiental y también mayor seguridad.

Las ventajas

- Todos podemos beneficiarnos del ahorro de energía.

- Es la forma más eficaz de reducir las emisiones de CO2.

- La mayor parte de medidas tienen un efecto claramente positivo.

- Aportan una imagen positiva sobre empresas o iniciativas que la impulsan.

Lo menos bueno

A priori parece todo positivo pero como pasa con tantas otras cosas, la eficiencia no gusta a todo el mundo. Las medidas que apoyan este concepto a veces no gozan de demasiada popularidad y estos son algunos motivos:

- Los resultados positivos quedan algo dispersos.

- El usuario final suele estar poco concienciado porque sus beneficios inmediatos son pequeños.

- Es más difícil medir el ahorro que el consumo.

- De cara a las empresas, las inversiones en eficiencia energética pueden ser largas de recuperar.

- Debido a la necesidad de cierta infraestructura, supone un desembolso inicial extra.

Como ves las desventajas se basan en problemas económicos. A nivel particular un electrodoméstico de alta eficiencia suele ser más caro que otro que no la tenga en cuenta pero está demostrado a largo plazo el ahorro compensa.

¿Que aparatos están obligados a incluir etiqueta energética?

En la Unión Europea es obligatorio el etiquetado energético en los siguientes electrodomésticos:

-Frigoríficos y congeladores

-Lavadoras y secadores

-Lavavajillas

-Hornos eléctricos

-Aparatos de aire acondicionado

-Lámparas domésticas

Cada electrodoméstico tiene su propio modelo de etiqueta energética que consta de dos partes: una común que identifica cada aparato (marca, denominación y clase de eficiencia energética) ; la segunda, que es variable, se refiere a la funcionalidad y característica, es una parte personalizada y exclusiva que se adapta a las necesidades de cada electrodoméstico.

Esperamos que todo esto te sirva la próxima vez que vayas a comprar uno de estos aparatos, tu bolsillo y el planeta te lo agradecerán.

Fuente Holaluz.com