Economía

5 dudas resueltas sobre ASNEF, el registro de morosos

5 dudas resueltas sobre ASNEF, el registro de morosos

Autor:

El comparador HelpMyCash.com nos explica cómo descubrir si figuramos en el registro de morosos, qué consecuencias tiene y cómo salir de él.

Acabar registrado en Asnef, el fichero de morosos más conocido de España, es más fácil de lo que parece. Ya sea por una letra impagada de un préstamo, por un retraso en una cuota de la tarjeta o por un impago de la factura telefónica, el único requisito necesario para acabar registrado en la famosa “lista negra” es no satisfacer el pago de una deuda, aunque apenas sume unos pocos euros. El comparador de préstamos sin aval HelpMyCash.com nos trae la respuesta a cinco preguntas típicas relacionadas con el fichero de morosos.

1. ¿Qué consecuencias tiene aparecer en ASNEF?

Acabar inscrito en un registro de morosos, ya sea ASNEF u otro similar, no es una cuestión baladí, independientemente de que la deuda impagada sea de miles de euros o de solo unas decenas. Si acabamos en ASNEF, se nos cerrarán automáticamente las puertas al circuito oficial del crédito. O lo que es lo mismo, cualquier solicitud de financiación realizada en un banco será rechazada. He aquí la principal consecuencia. En esos casos, si necesitamos financiación no tendremos más remedio que acudir a los préstamos con ASNEF que sí admiten a clientes en un fichero de morosos. Este tipo de préstamos los conceden compañías privadas y, por lo general, no admiten a personas cuya deuda supere los 1.000 o 2.000 euros y que esté relacionada con un banco, aunque las condiciones específicas variarán según el prestamista.

2. ¿Me tienen que avisar si me incluyen en el fichero?

La normativa actual que regula el tratamiento automatizado de los datos de carácter personal establece que los afectados por la inclusión en un registro de morosos deberán ser avisados en un plazo máximo de 30 días. Según la Ley Orgánica 5/1992, se tendrá que informar de los datos que hayan sido incluidos en el fichero, así como del derecho a recabar información. A pesar de lo que marca la ley, muchos desconocen su inclusión en la “lista negra” y no se percatan de ello hasta que acuden al banco o a una empresa privada en busca de financiación y rechazan su solicitud. ¿La razón? La carta no siempre llega a su destino, ya sea por un cambio de domicilio, porque la dirección está desactualizada o porque se extravía.

3. ¿Cómo puedo saber si mi nombre figura en el fichero?

Hay tres opciones para averiguar si nuestro nombre figura en ASNEF. La opción más rápida es acceder a la base de datos del registro a través de la página web de Equifax, la compañía que se encarga de gestionar el fichero de ASNEF. Introduciendo nuestro NIF y el número de referencia que aparece en la carta en la que se nos notificó la inclusión, podremos acceder a nuestros datos inmediatamente.

En caso de no disponer del número de referencia, también podremos ejercer nuestro derecho de acceso por correo postal o por e-mail dirigiéndonos al Servicio de Atención al Consumidor de Equifax. En el escrito tendremos que indicar nuestros datos personales (nombre y apellidos y DNI o NIF), una dirección postal a la que remitir la respuesta y la firma y la fecha. Además, se tendrá que acompañar con una fotocopia de un documento de identidad. En este caso, el acceso a los datos no es inmediato, ya que la compañía debe verificar primero la solicitud y luego remitir la respuesta. Según el Real Decreto 1332/1994, el plazo máximo para que los afectados puedan acceder a sus datos es de un mes.

La tercera y última opción es acudir a nuestro banco. Ellos tienen acceso al registro, ya que lo comprueban habitualmente antes de conceder cualquier producto crediticio. Si nuestra relación con la sucursal es buena, podremos pedirles que nos informen de nuestra situación.

4. ¿Cómo podemos salir de ASNEF?

La respuesta es obvia. Satisfaciendo la deuda que nos ha llevado a convertirnos en “morosos”. El único que puede eliminar nuestro nombre de ASNEF es la empresa que ha cedido nuestros datos y no lo hará a menos que hayamos pagado lo que debamos. Si consideramos que tenemos derecho a cancelar nuestros datos porque ya hemos cumplido con nuestro acreedor, tenemos dos opciones: o bien dirigirnos directamente a la empresa que nos inscribió en Asnef o bien mandar un escrito al fichero acreditando que la deuda ha sido saldada. Si procede la cancelación, el plazo máximo para efectuarla será de 10 días.

5. ¿Hay un tiempo máximo?

En España, la Ley Orgánica 15/1999 establece que sólo se podrán registrar y ceder los datos de carácter personal que sean determinantes para enjuiciar la solvencia económica de los interesados y que no se refieran, cuando sean adversos, a más de seis años, siempre que respondan con veracidad a la situación actual de aquéllos.

Tags relacionados economía deudas