Economía

5 trucos para aprovechar las tarjetas de crédito en verano

5 trucos para aprovechar las tarjetas de crédito en verano

Autor:

El comparador HelpMyCash.com nos cuenta cuáles son los factores más importantes a tener en cuenta si queremos usar nuestras tarjetas de crédito este verano.

Las tarjetas de crédito se han convertido en un gran aliado para la época estival. Según un estudio de American Express, las tarjetas de crédito son el medio de pago favorito para el 53 % de los españoles. La posibilidad de financiar los diferentes gastos que conlleva planear un viaje en verano y las ventajas adicionales que pueden ofrecer, como seguros asociados o devoluciones en compras, las convierten en el plástico perfecto para meter en la maleta. El comparador financiero HelpMyCash.com nos trae cinco consejos para sacarle el máximo provecho a este tipo de tarjetas durante nuestras vacaciones:

1. Saber cómo dividir los gastos: si tenemos planeado financiar nuestras vacaciones con una tarjeta de crédito, debemos tener en cuenta que el plazo de reembolso afectará a los intereses que se generen. Mientras más corto sea el plazo, menos intereses pagaremos. Por eso debemos realizar un presupuesto detallado y calcular las cuotas mensuales que abonaremos y los intereses que se generarán. Esto nos ayudará a no pagar de más y a controlar el gasto.

2. Buscar tarjetas sin comisiones: no solo las comisiones anuales, sino también las que nos pueden cobrar por sacar dinero en los cajeros, el cambio de divisa o las compras en moneda distinta al euro. Antes de utilizarlas debemos tener en cuenta estos gastos extra y buscar las tarjetas que cobren menos comisiones fuera de España. En este caso las tarjetas de débito son la mejor opción ya que podemos encontrar algunas que no cobran por sacar dinero fuera de España ni por compras en monedas distintas al euro.

3. Aprovechar los seguros incluidos: es una de las grandes ventajas de las tarjetas de crédito. La gran mayoría de las tarjetas incluyen coberturas ante accidentes en viajes y de asistencia en el extranjero. Si compramos los billetes de nuestras vacaciones con ellas, tendremos una cobertura extra que nos evitará quebraderos de cabeza, así como tener que pagar por una póliza extra.

4. Utilizar los descuentos: cada vez son más las tarjetas de crédito que ofrecen descuentos y devoluciones por nuestras compras. Según el tipo de plástico, podremos conseguir unos descuentos u otros y, por descontado, según el tipo de consumidores que seamos deberemos acudir a una tarjeta u otra. Por ejemplo, si planeamos utilizar el coche, la mejor opción es buscar tarjetas con descuentos en gasolina.

5. Complementarlas con el dinero en efectivo: de acuerdo con un estudio de Visa Europe, se estima que hay 341 millones de euros que se quedan “olvidados” en otra divisa y que no se utilizarán nunca. Según este estudio, esta cifra corresponde de media a unos 71 euros por persona. Llevar solo una parte de la divisa extranjera en efectivo y contar con tarjetas que no cobren comisiones en el extranjero nos ayudará a gastar solo lo necesario y a no volver a casa con un puñado de monedas que luego no podremos gastar.