Economía

¿Cuánto tardan mis transferencias en hacerse efectivas?

¿Cuánto tardan mis transferencias en hacerse efectivas?

Autor:

El comparador HelpMyCash.com nos desvela cuánto tarda una transferencia y cuáles son los principales factores que influyen en el tiempo

Realizar transferencias bancarias es una de las operaciones más sencillas y cómodas para enviar dinero de una cuenta a otra. Ahora bien, cuando realizamos una transferencia o estamos esperando que nos llegue el dinero de una, solemos desconocer cuánto tiempo tarda esta operación. Según determina el Banco de España (BdE) y desde que entrara en vigor la zona SEPA (Zona Única de Pagos en Euros) en el año 2014, el plazo máximo es de 1 día hábil o laborable. Sin embargo, existen una serie de factores que pueden influir considerablemente en este tiempo de espera.

El comparador financiero HelpMyCash.com ha realizado una guía gratuita sobre transferencias bancarias donde se recoge información útil acerca de cómo se realizan y cuánto tiempo suelen tardar. Asimismo, es posible encontrar una tabla comparativa de los precios que los principales bancos españoles cobran por esta operación.

El área geográfica, el factor que más influye en el tiempo de espera

El principal factor que determinará cuánto tiempo tardará nuestra transferencia en hacerse efectiva será el área geográfica. En función de si la cuenta bancaria del emisor y la del receptor pertenecen a un mismo país o a diferentes, la transferencia podrá tardar más o menos tiempo.

En el caso de las transferencias nacionales e internacionales SEPA, el Banco de España establece que el tiempo máximo será de un solo día hábil. Sin embargo, este tiempo de espera será diferente si hablamos de una transferencia internacional transfronteriza (fuera del Espacio Económico Europeo), ya que se podrá prolongar entre 2 y 5 días laborables.

Por ejemplo: si queremos realizar una transferencia desde Barcelona a Madrid o a Oslo, únicamente tendremos que esperar un día hábil a que llegue el dinero desde la cuenta del emisor. Sin embargo, en el caso de que quisiéramos hacer una transferencia desde Barcelona a Melbourne, entonces tendríamos que esperar entre 2 y 5 días hábiles.

¿Qué otros factores pueden retrasar una transferencia?

Además del área geográfica, existen otros elementos que pueden influir en que una transferencia tarde más o menos tiempo. Entre los más destacados, se encuentran:

• Hora de corte: cada entidad bancaria establece libremente la hora límite que determina si una transferencia se realiza ese mismo día o bien el día hábil siguiente. Por ejemplo: queremos emitir una transferencia desde un banco cuya hora corte son las 13 horas. En el caso de que llevemos a cabo esta operación antes de dicha hora, el banco ejecutará la operación ese mismo día y el dinero llegará a su destino el siguiente día hábil. Por el contrario, si emitimos la transferencia más tarde de la hora de corte establecida (13 horas), ésta no se hará efectiva hasta el siguiente día hábil y el dinero no llegará hasta dos días después.

• Fecha y localidad: escoger el día correctamente puede resultar un factor decisivo. Si queremos que la transferencia llegue a su destinatario lo antes posible, deberemos evitar a toda costa los sábados y los domingos. También, sería conveniente consultar el calendario y fijarnos en los días festivos propios de cada localidad.

• Vía: según la fórmula que elijamos para enviar el dinero, la transferencia tardará más o menos, puesto que las transferencias realizadas a través de la banca online suelen ser más rápidas que las gestionadas desde la oficina del banco.

• Mismo banco o entre diferentes entidades: habitualmente, las transferencias que se realizan entre cuentas de un mismo banco suelen tardar menos tiempo en comparación con aquellas en las que intervienen diferentes entidades bancarias.

¿Es posible reducir la espera de una transferencia?

En ocasiones, puede suceder que necesitemos disponer del dinero inmediatamente y, por tanto, esperar uno o más días hábiles puede resultarnos una eternidad. En ese caso, el Banco de España dispone de un servicio conocido con el nombre de Transferencias OMF u Órdenes de Movimiento de Fondos.

Estas transferencias bancarias se caracterizan por ser más rápidas en cuanto al envío y a la recepción de dinero. Sin embargo, y de la misma manera que las transferencias ordinarias, deben llevarse a cabo durante días laborables y en horario de oficina. Antes de realizar una transferencia OMF, también conviene tener presente si nuestra entidad tiene abierta una cuenta en el Banco de España. De lo contrario, no podremos tramitar esta operación.

Estas transferencias bancarias suelen tener una comisión muy superior a la de las transferencias ordinarias. Este precio puede diferir en función de la entidad bancaria y las condiciones que como clientes hayamos negociado con el banco para reducir el coste de sus principales servicios financieros. Por esta razón, es muy importante que valoremos hasta qué punto vale la pena llevar a cabo una transferencia de estas características.