Economía

5 ganchos que utiliza la banca para seducirte

5 ganchos que utiliza la banca para seducirte

Autor:

A la hora de captar nuevos clientes, la banca no escatima en agasajos. Los escaparates suelen estar engalanados siempre con sus mejores ofertas y las cuentas sin comisiones acostumbran a ser su mejor arma para seducir a clientes nuevos hartos de pagar comisiones en su banco habitual.

El comparador de bancos HelpMyCash.com nos trae cinco ganchos muy habituales que los bancos acostumbran a utilizar para ampliar su base de clientes:

1- Cuentas sin comisiones

Eximir de las comisiones más habituales asociadas a las cuentas corrientes (mantenimiento, administración, ingreso de cheques, transferencias y tarjetas) suele ser la táctica principal que utiliza la banca para captar a los nuevos clientes. Si bien dejar de pagar comisiones no debería tener inconvenientes, hay ciertos puntos que no deberíamos pasar por alto: si se trata de una campaña promocional o la exención de comisiones es a largo plazo, si las tarjetas están exentas únicamente de cuotas de emisión o también de renovación, cuáles son los requisitos para que la cuenta sea gratuita, etc.

2- Rentabilidad

La rentabilidad siempre ha sido uno de los ganchos habituales que han utilizado los bancos para engrosar su base de clientes. Aunque ahora los tipos de interés están en mínimos y la remuneración de los productos de ahorro ha caído vertiginosamente, aún existen depósitos bancarios y cuentas remuneradas con rentabilidades atractivas que, sin duda, los bancos no dudan en explotar.

Es el caso de la banca online, que suele seducir a sus nuevos clientes con depósitos bienvenida por encima de la media o de la banca tradicional que tiende a decantarse por las cuentas remuneradas. Sin embargo, ambas opciones no están exentas de pegas: los depósitos de bienvenida suelen tener un plazo muy breve, que no suele superar los tres meses, e, incluso, un importe máximo reducido; y las cuentas remuneradas acostumbran a exigir una vinculación elevada que se deberá valorar antes de darle el “sí, quiero” a la entidad.

3- Regalos

Desde televisores y smartphones hasta vajillas, relojes o experiencias. Los hay de todo tipo y siguen siendo un gancho muy recurrido. Pero antes de aceptar un obsequio del banco debemos conocer la “letra pequeña” del acuerdo: en primer lugar, aceptar un regalo del banco puede acarrear gastos de envío que la entidad no tiene por qué cubrir; en segundo lugar, se tendrá que asumir un compromiso de permanencia que puede superar los doces meses; y, en tercer lugar, se tendrán que pagar impuestos a Hacienda, un coste que puede asumir el banco o ir a costa del cliente.

4- Descuentos y devolución en compras

El catálogo de descuentos y bonificaciones es muy amplio. Los bancos premian a sus clientes con deducciones en las compras que hagan en una serie de establecimientos al pagar con sus tarjetas (gasolineras, tiendas de ropa, locales de ocio, etc.) o devuelven una parte del importe de todas las compras abonadas con uno de los “plásticos” comercializados por la entidad. En este último caso, debemos saber que en ocasiones las bonificaciones solo se aplican sobre las compras pagadas a plazo y, en estos casos, los intereses siempre superarán la devolución, aunque rebajarán el coste final.

5- Financiación a bajo interés

Ahora que el grifo del crédito vuelve a gotear, la banca ha empezado a decorar sus escaparates con información relativa a sus préstamos e hipotecas. El principal gancho que suelen utilizar son los bajos tipos que nos ayudarán a que el préstamo seleccionado devengue menos intereses. Sin embargo, un préstamo o una hipoteca aparentemente atractivos pueden ir acompañados de comisiones elevadas y de productos vinculados de alto coste. Debemos prestar especial atención a estos puntos para que un producto que a priori parecía atractivo no acabe resultando más caro de lo que pensábamos.