Cocinas y baños

Hielo para la vitrocerámica

Hielo para la vitrocerámica

Autor:

Para limpiar la vitrocerámica de una manera original basta con echar mano del congelador. En Misión Impecable nos enseñana como con unos cubitos de hielo y una rasqueta conseguiremos arrastrar la suciedad incrustada en la placa. 

Este sencillo truco consiste en pasar un hielo por toda la superficie de la vitrocerámica en la que la grasa se ha quedado incrustada. Después nos ayudaremos con una rasqueta, y finalmente pasaremos una bayeta para eliminar el agua y los restos de suciedad. Veréis qué buen resultado, eficaz y económico.

Tags relacionados truco limpiar vitro mision impecable