Cocinas y baños

Limpiar el horno

Limpiar el horno

Autor:

Para limpiar un horno muy sucio, no tienes más opción que adquirir un limpiahornos o quita grasa comercial.

 En el caso de que no esté demasiado sucio, prueba una alternativa no tóxica. Empléala regularmente y no tendrás que comprar productos químicos. Bien utilicemos un quita grasa comercial o no, el proceso es el mismo. Solo tenemos que sustituir un producto por otro. Para comenzar utiliza el lado suave de una esponja que no raye con agua jabonosa y recoge las migas del interior del horno. Aclara la esponja y vuelve a pasarla de nuevo.

Prepara una pasta en un cuenco mezclando bicarbonato sódico con un poco de agua. Con un paño de cocina extiende la pasta por el interior del horno y déjala toda la noche. Si usamos un quita grasas comercial bastará con dejarlo actuar unos minutos. 

Después, aclara con agua tibia la esponja que no raya y pasa el lado abrasivo por el interior del horno a fin de remover y eliminar los restos de alimentos quemados. Por último, moja y escurre una esponja limpia en el barreño lleno de agua tibia y úsala para recoger los restos y la suciedad del interior del horno. Aclara y vuelve a pasar hasta que el horno quede limpio.