Cocinas y baños

Utensilios básicos para la limpieza en húmedo

Utensilios básicos para la limpieza en húmedo

Autor:

En algunas partes de la casa hay que hacer limpieza en húmedo: el baño y la cocina. En ellas hay grifos y es donde preparamos la comida, nos bañamos o nos arreglamos. Para este tipo de limpieza necesitarás más productos y utensilios que para hacer la limpieza en seco.

  • Productos para zonas húmedas
  • Desengrasante
  • Multiuso
  • Rociadores
  • Trapos de algodón
  • Espátula
  • Esponja
  • Cepillo de dientes

Las salpicaduras de agua, los restos de jabón, partículas de grasa y el humo de la cocina y los excesos de los productos en spray usados en nuestro aseo personal se mezclan con el polvo y son un reto para la limpieza en húmedo. Para este tipo de limpieza necesitarás más productos y utensilios que para hacer la limpieza en seco. 

En el cesto tiene que haber desengrasante y productos multiusos para acabar con la grasa y disolver las manchas secas. Un par de rociadores y trapos nuevos de algodón, con esos trapos te aseguras de eliminar las manchas y de que no se extiendan en capas mayores. Lleva el trapo en el hombro para tenerlo siempre a mano, cuando esté sucio ponlo en el cesto de la limpieza y coge uno limpio.

Utilizar utensilios especiales como espátulas y esponjas abrasivas te ayudarán a eliminar las manchas pegajosas en armarios y muebles. Echa abundante desengrasante con un spray antes de rascar. El limpiador ayuda a ablandar las manchas y protege las superficies para que no se rayen.

Usa un cepillo de dientes para las ranuras y las grietas. Úsalo en las esquinas, en las juntas de los azulejos y en los bordes del fregadero y los muebles. Un cepillo de dientes largo evitará que te dejes los nudillos, los de cerdas fuertes son mejores para restregar las manchas secas de comida.

Tags relacionados utensilios limpieza humedo baño cocina