Muebles

Cuidados de los muebles II

Cuidados de los muebles II

Autor:

Cuidados de los muebles parte II. Algunos consejos y trucos para el cuidado y limpieza de los muebles.

Con el paso del tiempo la madera tiende a oscurecerse, pero lejos de suponer un inconveniente podemos considerar este cambio de aspecto como un signo de belleza y distinción.

Para contribuir a que este cambio no comporte deterioro es muy importante seguir las instrucciones de un buen profesional que, naturalmente, tendrá en cuenta tanto el material como los acabados utilizados en la elaboración del mueble. Por lo general, si se trata de muebles de madera maciza, quitarles el polvo con un trapo húmedo y secarlos después con una bayeta, además de aplicarles algún producto enriquecedor de la madera dará un resultado excelente; pero no hay que olvidar otro tipo consideraciones como:

La temperatura

Los muebles soportan mejor las bajas temperaturas que las altas; podríamos decir que la temperatura óptima estaría entre los 20ºC y 24ºC. Y, por supuesto, debemos evitar los cambios bruscos de temperatura: éstos pueden producir grietas de difícil reparación.

Los muebles y el sol

No mantienen una buena relación. Los rayos de sol degradan progresivamente la lignina, un componente de las paredes celulares de la madera, lo que provoca que el mueble se vaya aclarando perdiendo su lustre natural y adquiriendo un tono grisáceo.

La humedad

Otro enemigo natural y radical ya que provoca la aparición de moho, con el consiguiente deterioro del mueble. Y nos referimos tanto a la humedad exterior, como a la interior (el vapor a que se ven sometidos los muebles de cocina y baño). Y para finalizar una última advertencia: tened mucho cuidado con la grasa, el alcohol o el café, son manchas realmente difíciles de eliminar.

Más información y trucos: Cuidados de los muebles parte I