Muebles

Productos para limpiar el polvo correctamente

Productos para limpiar el polvo correctamente

Autor:

Productos para limpiar el polvo correctamente. Quitar el polvo es una tarea primordial para tener una casa limpia y confortable. ¿Sabes que productos utilizar?

Allí donde hay vida hay polvo. El polvo de la casa, transportado por el aire, es una mezcla de partículas de tierra, pelusas, insectos, pelos de animales, polen, moho y hongos. El polvo llega cuando se abre una puerta o una ventana, o se adhiere a la ropa o los zapatos. Cuando paseamos, el polvo que está en el aire puede irritar los pulmones y causar reacciones alérgicas en personas sensibles. 

Cuando se posa en muebles, superficies y suelos puede atascar los filtros de la calefacción y la refrigeración, lo que causa problemas y consume más energía. Dado que el polvo es abrasivo, puede dañar las alfombras y los suelos de vinilo o parqué.

Los trapos para quitar el polvo

¿Cuáles son los más adecuados para esta tarea? Los mejores son los trapos blancos ciento por ciento de algodón. Este material es absorbente, atrapa el polvo y lo dispersa, y no raya los muebles. Estos trapos muestran el grado de suciedad que tienen, son lavables y reutilizables, y pueden ser aclarados con lejía. Los retales de tejidos naturales blancos o de colores cumplen la misma función. ¡Y no te olvides de las toallas viejas!

Plumeros de lana

Los plumeros de mango largo pueden ser usados para llegar a objetos delicados. Las largas fibras de lana atraen el polvo más fino. Sala el plumero al exterior y gíralo con firmeza para que suelte el polvo.

Trapos para el polvo antiestáticos

Están formados por fibras largas triangulares que atraen y atrapan las partículas de polvo. Son caros, pero se obtienen óptimos resultados cuando no das abasto a quitar el polvo más fino. 

Productos no recomendables

El papel de cocina contiene productos de pulpa de madera que pueden arañar las superficies más delicadas. Los plumeros remueven el polvo y no pueden lavarse, y los de pluma de ganso pueden raspar las superficies más delicadas.